Híbridos y Eléctricos

10 HORAS DE AUTONOMÍA

Brim Explorer, un barco híbrido enchufable para ver las ballenas del Ártico

Brim Explorer es un barco diseñado para cruceros por el Ártico y avistamiento de ballenas entre otras cosas, cuya principal característica es su motor híbrido enchufable. Su autonomía eléctrica es de 10 horas y cuenta con un motor de combustión alimentado por biocombustible.

El Brim Explorer todavía no ha sido construido, pero podrá conectar a la red en cualquier puerto.
El Brim Explorer todavía no ha sido construido, pero podrá conectar a la red en cualquier puerto.

La tecnología de propulsión eléctrica tiene mucho potencial y multitud de aplicaciones para aprovecharla. Un claro ejemplo es el Brim Explorer, un barco eléctrico diseñado para hacer turismo y avistamiento de ballenas. Uno de sus objetivos es hacer cruceros por el Ártico y para ello se ha equipado con un motor híbrido enchufable.

Brunvoll Mar-EI ha sido la empresa responsable de integrar el sistema híbrido enchufable al buque de pasajeros. La parte de combustión emplea biocombustible, mientras que la parte eléctrica puede recargarse durante la noche en casi cualquier fuente de energía que se encuentre en los puertos. El motor principal es el eléctrico, que se verá asistido por el de combustión cuando se necesite navegar mayor distancia o mantener mayores velocidades.

El Brim Explorer puede navegar durante 10 horas a una velocidad de 10 nudos (unos 19 km/h), con un total de 140 pasajeros a bordo. El barco todavía no ha sido construido, está en proceso, pero contará con grandes ventanales para que los pasajeros puedan disfrutar de la naturaleza y la vida salvaje durante todo el viaje.

Agnes Árnadóttir, confudandora de Green Wave Holding, la compañía que lanzó el primer barco crucero no contaminante para las aguas del Ártico, asegura que “el Ártico es el lugar en la tierra donde los efectos del cambio climático son más rápidos. Ya hay una gran presión sobre los animales y las comunidades locales y la única forma de operar el turismo sin aumentar esa presión, es operar a menor escala y con un ‘perfil verde’. Agnes también asegura que las reacciones en el mercado están siendo positivas, “notamos que tanto los turistas individuales como los agentes de ventas aplauden tener una alternativa sostenible. Para nosotros, Brim es el primer barco de muchos. Ya estamos planeando un segundo barco con un diseño mejorado y unas capacidades interiores y exteriores aptas para expediciones más largas”.

Conversaciones: