Híbridos y Eléctricos

GAMA SUPERIOR

BYD se está planteando lanzar una línea de vehículos eléctricos premium

BYD está empeñada en ser una de las marcas protagonistas del mercado eléctrico mundial. Su potencial es tan alto que ya están pensando en lanzar una línea de productos eléctricos para luchar con las marcas premium.

El BYD Han EV aterriza en España
Con un enfoque más lujoso, BYD busca atraer clientes premium a sus modelos eléctricos

Los fabricantes de coches chinos están empezando a demostrar su enorme potencial. El país asiático se ha establecido como un referente en movilidad eléctrica, tanto en la producción de baterías como en la de coches. Aunque sus marcas no tienen, por ahora, un reconocido peso internacional, los planes anuncian la penetración en diferentes mercados y nichos comerciales, como el premium. Ahí es a donde quiere dirigirse BYD, que podría estar ultimando los preparativos para lanzar una marca premium de coches eléctricos.

Al menos eso es lo que afirman desde diversas fuentes del país asiático. First Financial, un importante medio chino, recoge la información de un más que posible lanzamiento de una marca premium de BYD. Que conste que la compañía ya tiene modelos considerados premium en su país, pero no dentro de la categoría de los NEV. Según indica el informe, los eléctricos más caros de la gama tratarían de plantar cara a marcas extranjeras como Tesla, Mercedes, BMW o Audi.

El mercado chino ha cambiado muy deprisa en los últimos años. El nacimiento de una nueva era de movilidad ha permitido que muchos ciudadanos tengan acceso al capital necesario para comprarse un coche. Aunque los primeros pasos de la industria automotriz china fueron inestables, la nueva era del automóvil en China sitúa al país como un importante centro de producción y venta. Los coches eléctricos son el nuevo potencial, y de ahí que marcas como BYD quieran explotar la vía premium.

BYD Seal.
El BYD Seal está llamado a ser uno de los más vendidos de la marca, aunque no tiene la consideración de premium

El objetivo estaría en crear una línea de productos cuyos precios arrancarían por encima del millón de yuanes, que al cambio supondrían cerca de 150.000 euros. En la actualidad, BYD ya cuenta con submarcas consideradas premium, aunque no con mecánica eléctrica. Para esta nueva estrategia se crearía una nueva división que incrementaría el nivel técnico de cada coche, ofreciendo mayores lujos, más tecnología y mejores rendimientos. Todo lo necesario para poder atraer a esa potencial clientela con mayor poder adquisitivo.

De cara al extranjero, BYD sigue dando saltos adelante en su estrategia de colonización de nuevos países. Para la Unión Europea ya tiene trazado un plan que arrancará a finales de año, empezando por países como Suiza o Alemania. La oferta de BYD en Europa estará conformada por tres modelos diferentes: BYD Han, BYD Tang y BYD Atto 3, un SUV que ha cosechado buenos resultados en todos los mercados en los que está presente. Por el momento el informe no detalla nada sobre la posibilidad de exportar a Europa esa nueva marca premium, aunque viendo el poderío de la compañía tampoco sería de extrañar

Los datos avalan la viabilidad de la propuesta. Aunque el segundo trimestre ha sido complicado por los parones en las líneas de producción, BYD es el segundo mayor fabricante de vehículos eléctricos en China, tras el Grupo SAIC. En lo que va de año ha comercializado más de 640.000 vehículos. A final de curso esperan tener unos ingresos entre los 400 y los 524 millones de dólares. Esa nueva marca premium le permitiría ampliar el margen de beneficio con coches más caros.

Conversaciones: