Híbridos y Eléctricos

PROYECTO DE DEMOSTRACIÓN H2-SHARE

El primer camión de hidrógeno alimentado por una estación móvil inicia sus pruebas reales

En el marco del proyecto europeo H2-Share, a empresa logística Breytner incluirá en su flota un camión eléctrico alimentado por hidrógeno acompañado por una estación móvil de abastecimiento.

Camión de hidrógeno del proyecto H2-Share.
Camión de hidrógeno del proyecto H2-Share.

VDL ha entregado a la empresa de logística holandesa Breytner un camión eléctrico rígido movido por una celda de combustible de hidrógeno que servirá como un prototipo de demostración integrado en su flota. Al camión le acompaña una estación móvil de repostaje de baja energía, construida por Wystrach, que apoyará al camión en cada una de sus demostraciones. La experiencia se incluye dentro del proyecto H2-Share financiado por la Unión Europea. Esta es la primera prueba en la que se combina, en un entorno real, un camión movido por pila de hidrógeno y una estación móvil de suministro de combustible.

El interés del sector logístico por las soluciones de cero emisiones, que reducen el impacto ambiental y aumentan la calidad del aire, está aumentando está creciendo poniendo a prueba diferentes tecnologías. En las zonas urbanas, la logística cero emisiones puede operarse con camiones eléctricos alimentados por baterías. Sin embargo, la limitación de la autonomía supone un hándicap. Para los grandes vehículos pesados que recorren largas distancias, los camiones eléctricos alimentados por pilas de combustible de hidrógeno son una solución cero emisiones muy prometedora. En la Unión Europea, este tipo de vehículos no están disponibles comercialmente pero tienen un gran potencial.

El operador logístico Breytner, cuya flota está formada por vehículos cero emisiones, integrará durante tres meses en sus operaciones de logística minorista el camión de hidrogeno de VDL. El camión se probará en diferentes tipos de procesos logísticos, con el objetivo de conocer a que ámbitos se adapta mejor esta tecnología. Tras estos tres meses de prueba, el camión será entregado a otro de los socios del proyecto para realizar la siguiente demostración.

El objetivo del proyecto H2-Share para este prototipo creado por VDL es demostrar el funcionamiento del camión y de la estación de reabastecimiento de combustible móvil en seis ubicaciones de cuatro países europeos: Alemania, Holanda, Bélgica y Francia. Para ello, independientemente de la disponibilidad de estaciones locales de reabastecimiento de hidrógeno, Wystrach ha creado una solución homologada, fácil de usar y con una amplia capacidad de almacenamiento, que permite flexibilizar las pruebas. En Schelluinen, Holanda, su primera ubicación, también contará con las estaciones de repostaje de hidrógeno de Rhoon en Rotterdam y Helmond en la misma Schelluinen.

Estación de repostaje de hidrógeno construida por Wystrach para el proyecto H2-Share

Estación de repostaje de hidrógeno construida por Wystrach para el proyecto H2-Share.

El proyecto H2-Share

El objetivo del proyecto H2-Share (Hydrogen Solutions for Heavy-duty transport Aimed at Reduction of Emissions in North-West Europe) es desbloquear el potencial de la tecnología de la pila de combustible de hidrógeno en aplicaciones de logística con vehículos pesados. Sobre la base de su uso real en las flotas de los usuarios finales, se trata de obtener resultados prácticos de diferentes experiencias en las regiones que más han avanzado en el objetivo de desarrollar el mercado de vehículos pesados ​​de hidrógeno.

Actualmente, el despliegue de vehículos pesado con tecnología de hidrógeno se enfrenta sobre todo a obstáculos económicos, ya que técnicamente ya son viables. Para alcanzar un modelo competitivo de TCO (coste total de propiedad) comparable con el que ofrece el diésel, el precio del hidrógeno debe reducirse significativamente, desde su obtención hasta su distribución. Además, su disponibilidad debe asegurarse, aumentando el número de puntos de repostaje. Por último, aunque la tecnología está ya muy avanzada, es necesario incidir sobre su seguridad y su fiabilidad.

Dentro del proyecto H2-Share, “VDL se ha marcado como objetivo señalar las ventajas económicas que ofrece al mercado un vehículo pesado movido por hidrógeno demostrando su fiabilidad en el uso diario”, asegura Menno Kleingeld, director gerente VDL ETS.

En definitiva, el proyecto proporcionará pruebas de las ventajas de la tecnología en aplicaciones reales, que servirán como base de desarrollo de esta nueva industria. El proyecto está subvencionado con 1,69 millones de euros en fondos procedentes de la Unión Europea a través de Interreg NWE y está coordinado por WaterstofNet, responsable de los primeros proyectos con camiones de basura de hidrógeno y camiones pesados ​​de hidrógeno en Europa. Además de las empresas mencionadas, Wystrach, Rai Automotive NL, BREYTNER, Colruyt Group, Cure, DHL, e-mobil BW, Hydrogen Europe, el Ministerio holandés de Infraestructura y Gestión del Agua y TNO forman la base social de este proyecto.

Conversaciones: