Híbridos y Eléctricos

BENEFICIOS DESCARADOS

China elimina las ayudas para los eléctricos y es culpa de las propias marcas

Las ayudas a los coches eléctricos pretenden animar a los usuarios a dar el salto a la movilidad sostenible. Sin embargo, en China, el Gobierno ha eliminado los beneficios por culpa de las malas prácticas de los fabricantes.

BMW-China
Los fabricantes tendrán ahora más problemas para vender sus coches eléctricos en China.

El coche eléctrico busca implantarse en el mercado. La llegada de la nueva tecnología está desplazando a los más conservadores sistemas de movilidad. Para que el cambio se produzca de una forma acelerada, las ayudas o los incentivos son el pan nuestro de cada día. Muchos países del mundo ofrecen suculentos beneficios a aquellos conductores que decidan dar el salto a un coche eléctrico. Sin embargo, en China, la medida estaba favoreciendo más a los concesionarios que a los propios clientes. ¿La solución? Borrar del mapa cualquier ayuda a la compra de un coche eléctrico.

China ya es el mercado eléctrico más grande del mundo. Los asiáticos están consiguiendo revitalizar su industria del motor con la llegada de numerosas marcas eléctricas como XPeng o NIO. Estas se suman a otros fabricantes más antiguos como BYD o MG. Si algo tienen en común todas estas empresas es que su flota EV crece cada día con productos muy interesantes y atractivos por su relación calidad-precio. El precio sigue siendo un factor de compra decisivo, ya sea en España o en China, aunque a partir de ahora la compra se encarecerá notablemente.

Aunque era un secreto a voces, un estudio encargado por el Gobierno chino ha demostrado que los fabricantes se estaban lucrando con el programa de incentivos. Según se ha podido saber, las tarifas de los eléctricos se inflaban para después, una vez el Gobierno hubiese aplicado la rebaja, el coche bajase de categoría y así permitir a la marca un rendimiento muy superior por unidad que si no contase con la ayuda. 

mejoras plazas traseras Tesla Model Y china - portada
Tesla ha sido uno de los fabricantes más señalados en el estudio encargado por el Gobierno chino.

La batalla por aumentar las ventas de eléctricos en China es enorme. Uno de los países más contaminantes y contaminados del mundo quiere reducir su huella de carbono. Con más de medio centenar de ciudades superando el millón de habitantes, el gigante asiático ve en el coche eléctrico una salida rápida al problema de las emisiones contaminantes. Y, aunque las ayudas a la compra han sido eliminadas de raíz, los eléctricos siguen presentando algunas ventajas de movilidad bastante particulares.

Desde un aparcamiento más económico hasta una menor tasa de impuestos, los coches de batería tienen claros beneficios con respecto a los vehículos de combustión. Para tratar de compensar la pérdida de ayudas, numerosos fabricantes han reducido los precios de sus coches eléctricos, entre ellos Tesla. El Gobierno de la nación no ha renunciado por completo a volver a implantar la medida de subvenciones, pero, en caso de hacerlo, tendrá que revisar los criterios y las cláusulas para evitar que el problema vuelva a aparecer. Mientras tanto, las exportaciones a Europa siguen creciendo rápidamente. En el pasado mes de noviembre alcanzaron un nuevo récord con un 165% más que hace un año.

Conversaciones: