Híbridos y Eléctricos

DISPONIBLE DESDE JUNIO

Citroën My Ami Cargo: el "coche" eléctrico urbano ahora orientado al reparto, por menos de 8.000 euros

El Citroën My Ami Cargo es una reinterpretación en clave práctica del pequeño "coche" eléctrico y urbano de Citroën. Estará disponible desde este mismo verano y se postula como una interesante opción para empresas de reparto de última milla

Citroën Ami Cargo
Citroën My Ami Cargo.

El Citroën Ami es una de las concepciones más particulares que ha tenido lugar hasta ahora desde un fabricante de corte tradicional en cuanto a coches eléctricos . Con él, Citroën busca reinterpretar la movilidad en distancias cortas, y en base a ello han lanzado una nueva versión destinada al público profesional, el My Ami Cargo.

Dice Citroën que los problemas derivados de la congestionada circulación urbana, la necesidad de disponer de una solución libre de emisiones mientras se circula y el fuerte crecimiento del reparto de paquetería son algunas de las tendencias que los han llevado a desarrollar el My Ami Cargo, que es en esencia una versión comercial del Ami.

En su versión destinada al público particular el Ami ya hace gala de una habitabilidad relativamente buena dadas sus cotas exteriores. Mide tan sólo 2,41 metros de largo, 1,39 de ancho y 1,52 de alto, y lo que es aún más llamativo, tiene un diámetro de giro de 7,20 metros.

CL21.015.001

Citroën My Ami Cargo.

Dice Citroën que todo lo anterior se mantiene como principales atributos en esta versión llamada My Ami Cargo, sólo que se ha reinterpretado su interior para adaptarlo al uso profesional. En el habitáculo se han llevado a cabo cuatro cambios principales para favorecer la modularidad y la capacidad de carga, que ha aumentado hasta 260 litros con un peso de hasta 140 kilos.

Una mampara de separación vertical delimita la zona del conductor y la de carga. Dice Citroën que se ha colocado de manera que permita obtener más espaci, así como proteger al usuario ante posibles movimientos de la carga y disfrutar del mismo espacio que en la versión Ami standard.

La bandeja que sirve de tapa se ha modificado y puede soportar un peso de 40 kg y además se puede utilizar como una una mini oficina móvil. Se ha creado en ella un espacio en formato A4 para dejar documentos como un albarán de entrega, un listado de pedidos, o una tableta digital. En la parte trasera tiene un realce para mantener los documentos colocados en este soporte. Al ser desmontable permite, además, transportar objetos cuya altura sobrepase la de la zona de carga.

CL21.014.008

Interior del Citroën My Ami Cargo.

La base plana es ajustable en dos niveles. Se puede elevar y bloquear verticalmente sin afectar a la zona de carga o situarla horizontalmente dando continuidad al piso trasero del Ami. Esta última posición permite transportar objetos más largos gracias a una longitud útil de más de 1,20 m. Se han previsto una serie de ganchos para poder utilizar tensores o correas para inmovilizar los objetos más frágiles.

En la parte trasera, un espacio cerrado independiente puede albergar objetos que necesiten estar en un espacio seguro como un smartphone o unas gafas de sol, por ejemplo. Un botón permite desbloquear la apertura por la parte superior.

Como era de esperar, el esquema eléctrico que tiene cabida en el Citroën Ami convencional se mantiene inalterado en esta versión comercial. Una batería de iones de litio de 5,5 kWh permite al Ami lograr una autonomía de hasta 75 kilómetros en ámbito urbano,. Para reponer la energía de una carga completa tomará un total de tres horas a través de una toma doméstica de 220 V. El motor tiene una potencia de 6 kW y permite alcanzar una velocidad máxima de 45 kilómetros por hora.

El My Ami Cargo tendrá un precio de 7.600 euros, y dice Citroën que estará disponible desde mediados del próximo mes de junio. Además, se puede adherir al Plan Moves III.

Conversaciones: