Híbridos y Eléctricos

LA HISTORIA, A PRIORI, SUENA ROCAMBOLESCA

Un concesionario de Infiniti vende un Tesla Model 3 a un cliente que quería un coche eléctrico

Un fiel cliente de Infiniti se acercó al concesionario de su ciudad preguntando por un coche eléctrico, quizá sin saber que la no tendrá ninguno hasta 2021.

Acude a un concesionario de Infiniti buscando un coche eléctrico y le venden un Tesla Model 3
Acude a un concesionario de Infiniti buscando un coche eléctrico y le venden un Tesla Model 3

La afinidad a una marca resulta la clave en algunos casos a la hora de elegir nuevo coche. Algunos clientes repiten marca, e incluso modelo, ya sea por afinidad a la misma, al concesionario o porque sencillamente les ha gustado su coche lo suficiente como para volver a repetir. Algo así le ocurre a Steve Lussier, cliente fiel de Infiniti que se acercó al concesionario de su ciudad preguntando por un Infiniti eléctrico y acabó saliendo con un Tesla Model 3.

El cliente buscaba un Infiniti eléctrico pero hay un problema: todavía no existe ninguno

La historia a priori suena un tanto rocambolesca y ciertamente, un poco sí lo es. Porque seamos sinceros: ¿en qué diablos piensa un concesionario oficial para decidirse a vender un modelo de la competencia? Es lo que hizo el concesionario Infiniti de Sherbrooke, en Quebec (Canadá), cuando uno de sus clientes -casualmente el alcalde del municipio- se acercó con la idea de cambiar de coche.

Steve Lussier quería un coche eléctrico, pero se topó con un problema: Infiniti no tiene ningún coche eléctrico en su gama, y no tendrá ninguno hasta el año 2021. La solución mientras tanto ha sido venderle al cliente un Tesla Model 3, un modelo que se puede considerar competencia directa de las berlinas de Infiniti (que lucha también contra marcas como Audi, BMW, Jaguar o Mercedes).

Según afirma el propio concesionario, el Tesla Model 3 en cuestión es una unidad usada, aunque con pocos kilómetros recorridos y en excelentes condiciones. El concesionario hizo el anuncio de la singular venta en su página de Facebook, con las imágenes del momento de la entrega y felicitando al cliente por su compra.

Aunque no es raro que un concesionario tenga algunas unidades de stock de otras marcas, es poco habitual que acabe vendiendo un modelo que es competencia directa. Más extraño aún que lo anuncien en sus redes sociales, aunque esto quizá esté influenciado por el hecho de que el cliente fuese el alcalde de la ciudad.

En cualquier caso, el concesionario ha hecho caja vendiendo un coche en su establecimiento -en vez de dejar que el cliente lo comprase por su cuenta-, pero se ha buscado un problema para dentro de dos años: tendrá que convencer a un cliente más de que el Tesla de mayor éxito es peor que un nuevo Infiniti eléctrico.

Infiniti abandona Europa el mes que viene: ¿volverá con la electrificación?

Infiniti anunció a principios de año que abandonaría Europa Occidental desde el inicio de 2020, por lo que la marca -filial de Nissan- dejará de vender coches en territorio europeo a partir del próximo enero. El motivo no es otro que su bajo volumen de ventas y la imposibilidad de mejorar la situación ante rivales como BMW, Mercedes o Audi, que mandan con autoridad y se llevan la mayor parte del pastel en el segmento premium en Europa.

Debido a ello, Infiniti llevó a cabo una reestructuración para centrarse en otros mercados más rentables como China o América del Norte y preparar el lanzamiento de modelos electrificados. La compañía fabricará cinco nuevos modelos en China durante los próximos cinco años, comenzando con el todocamino QX50, y a partir de 2021 todos sus coches estarán electrificados con la tecnología e-Power de Nissan.

El objetivo es que para 2025 más de la mitad de sus ventas globales sean coches eléctricos. No obstante, y aunque la electrificación pueda aportarles aires renovados, a día de hoy no parece palpable la posibilidad de que Infiniti vuelva a Europa en el corto plazo.

Conversaciones: