Híbridos y Eléctricos

IMÁGENES DEL PROTOTIPO CAMUFLADO

Cupra El-Born, el hermano de altas prestaciones del VW ID.3, arranca sus pruebas reales

SEAT ha arrancado las pruebas con los prototipos previos a la producción del Cupra el-Born, cuyo diseño exterior, según se ve en las imágenes, no diferirá del ya presentado, y que mantiene el secreto sobre su configuración mecánica
El prototipo del Cupra el-Born presentado en julio de 2020 será muy similar a la versión definitiva de producción.
El prototipo del Cupra el-Born presentado en julio de 2020 será muy similar a la versión definitiva de producción.

Una vez trasladado a Cupra, el hermano vitaminado del Volkswagen ID.3 ya está en plena fase de pruebas, como demuestran las imágenes capturadas por un fotógrafo y que han sido publicadas por InsideEVs. Bajo el camuflaje habitual el Cupra el-Born esconde sus detalles de diseño que le deberán proporcionar un aspecto deportivo, SEAT montará los motores más potentes y la batería de mayor capacidad que admite la plataforma MEB sobre la que se sostiene.

El Volkswagen ID.3 es la gran apuesta eléctrica del fabricante alemán para materializar en manos de sus clientes su nueva andadura eléctrica. La flexibilidad de la plataforma MEB permite a Volkswagen ofrecerlo en diferentes configuraciones de potencia que van desde los 93 kW (126 CV) hasta los 150 kW (204 CV), que se combinan con diferentes capacidades útiles de batería, 45 kWh, 58 kWh y 77 kWh.

El que inicialmente iba a ser el coche eléctrico bandera de SEAT pasó a convertirse en un hermano del Volkswagen ID.3 con un carácter más deportivo, luciendo para ello la nueva insignia de Cupra en su calandra. Para lograr esas cualidades, el Cupra el-Born contará con la batería más grande disponible para la plataforma, 82 kWh (la que tiene una capacidad útil de 77 kWh), y contará con el motor (o motores) más potentes de todos los disponibles. El conjunto debería ofrecer una autonomía superior a los 500 kilómetros.

Además los ajustes en su diseño harán que también su aspecto exterior coincida con sus aspiraciones deportivas. El capó añade nuevas nervaduras y el rediseño del parachoques enmarca una calandra situada en una posición baja, probablemente para ayudar a la refrigeración de la batería. En el interior, los mandos y los indicadores son muy similares a los del ID.3

Aunque los componentes mecánicos no diferirán de los que están disponibles para el ID.3, realmente todavía no se conoce la configuración mecánica definitiva. El Cupra el-Born está construido sobre la plataforma MEB, aunque contará con una puesta a punto del chasis específica, más deportiva. El fabricante ha declarado que será capaz de acelerar de 0 a 50 km/h en tan solo 2,9 segundos. SEAT también está trabajando en los ajustes del chasis al que añadirá un control dinámico desarrollado específicamente para este modelo. La suspensión será más baja y también más rígida y firme. Las llantas, de mayor diámetro dispondrán de un caucho especial que debería mejorar considerablemente su manejo. El sistema de dirección ofrecerá mayor información, siendo está más directa, para que el conductor pueda disfrutar de una experiencia en el paso por curva mucho más estimulante.

Por ahora, Cupra solo ha desvelado imágenes del prototipo previo al modelo de producción definitivo que, a tenor de las imágenes, no debería diferir mucho de la versión final. La presentación y la comercialización oficial están programadas para 2021 y su ensamblaje correrá a cargo de las líneas de producción de la planta de Zwickau, recientemente remodelada, de la que también salen todas las unidades del Volkswagen ID.3.

Conversaciones: