Híbridos y Eléctricos

HAMBURGO Y BERLÍN FABRICARÁN LOS COMPONENTES CLAVE

Daimler prepara sus plantas para producir el Mercedes-Benz EQC

Las plantas de Mercedes-Benz en Hamburgo y Berlín, cercanas a Bremen, donde se fabrica el EQC, serán las encargadas de suministrar los componentes eléctricos más importantes del primer coche eléctrico del fabricante alemán.

Los componentes eléctricos clave del Mercedes EQC se fabricarán en Hamburgo y Berlín.
Los componentes eléctricos clave del Mercedes EQC se fabricarán en Hamburgo y Berlín.

Daimler ha iniciado los trabajos de adecuación de sus plantas de Hamburgo y Berlín para adaptarlas a la fabricación de los componentes clave de sus coches eléctricos. En estas dos instalaciones se ensamblarán varios de los elementos mecánicos del Mercedes EQC: el módulo de transmisión eléctrica, el eje trasero y otros componentes livianos.

Mercedes está preparando la producción de su primer coche eléctrico. El EQC fue presentado el pasado mes de septiembre, y arrancará su producción en la fábrica de Bremen en 2019. La distribución geográfica de estas tres ciudades situadas al norte de Alemania, Bremen, Hamburgo y Berlín, las hace idóneas para convertirse en sus centros de producción y ensamblaje. Desde 2017, Mercedes administra estas dos plantas como una entidad conjunta, de forma que distribuirá entre ellas la producción de los equipos necesarios para ensamblar su primer coche eléctrico.

La planta de Hamburgo, la localidad más cercana a Bremen de las dos, fabrica actualmente ejes, piezas estructurales, columnas de dirección y componentes del sistema de escape de Mercedes. En 2018, ha sido la primera planta en arrancar los trabajos de adaptación para producir módulos de transmisión eléctrica, ejes traseros y componentes livianos para el EQC. Además también fabricará los generadores de arranque integrados (iSG), para los vehículos híbridos suaves con tecnología de 48 voltios.

A partir de 2020, la fábrica de Berlín comenzará a producir también módulos de transmisión eléctrica, destinados a toda la gama de vehículos eléctricos de la familia EQ de Mercedes. Este componente consta de 60 piezas y pesa 165 kilos. Según Frank Deiß, jefe de producción de motores de Mercedes-Benz, la estrecha colaboración con la planta de Hamburgo “ayudará a sus trabajadores a desarrollar más rápidamente los procesos de producción, gracias a los conocimientos prácticos obtenidos”.

Las fábricas de Hamburgo y Berlín forman parte de red mundial de centros de producción para la movilidad eléctrica de Daimler, compuesta por seis plantas situadas en tres continentes y una red mundial de cinco instalaciones para producir baterías.

Mercedes ofrecerá hasta 50 variantes electrificadas en su catálogo en la próxima década, de los que al menos 10 serán vehículos completamente eléctricos que abarcarán todos los segmentos. En total, el grupo alemán invertirá más de 10.000 millones de euros en la electrificación de toda su oferta y 1.500 millones de euros a adaptar las plantas de producción.

Producción neutra en CO2

Mercedes-Benz está impulsando la sostenibilidad en todas sus plantas. A partir de 2022, Hamburgo y Berlín también serán neutras en emisiones de CO2, prescindiendo completamente de la electricidad generada por el carbón y obteniéndola únicamente de fuentes renovables. Desde 2017, la planta de Hamburgo ya cubre parte de sus requisitos eléctricos a partir de energía solar fotovoltaica.

Conversaciones: