Híbridos y Eléctricos

PODRÍA PRESENTARSE EN DOS AÑOS

La llegada del auténtico Ford Mustang eléctrico está cada vez más cerca

Recientemente Ford ha anunciado un intensivo plan de electrificación protagonizado por dos nuevas plataformas, una de las cuales dará potencialmente lugar a un Ford Mustang coupé eléctrico.

Mustang eléctrico.
Ford Mustang Lithium.

Recurrir al mítico nombre de Mustang para dar forma a un SUV eléctrico fue una controvertida decisión de Ford que aunque fuera duramente criticada en primera instancia, lo cierto es que más tarde ha resultado en un coche eléctrico cuya crítica ha sido muy positiva. No obstante esto ha sido simplemente la antesala del verdadero Mustang eléctrico que se empieza a vislumbrar en el horizonte.

El motivo tras la dura crítica inicial del Ford Mustang Mach-E por parte de la prensa y de los seguidoras más aférrimos al deportivo americano estaban claros, y giraban en torno a dos razones principales. No sólo se estaban nombrando un SUV con la denominación con más solera del fabricante americano, sino que además traía consigo un tren de potencia puramente eléctrico. Todo un sacrilegio a ojos de los más puristas.

En la actualidad Mustang Mach-E es un SUV eléctrico que está disponible en España bajo cuatro variantes distintas y desde poco más de 48.500 euros. Nosotros mismos nos hemos puesto a los mandos del eléctrico de Ford para ver si es un coche eléctrico que merezca la pena, y la conclusión se puede leer en el artículo resultado de la prueba.

El Mustang Mach-E está basado en una plataforma modular desarrollada por Ford específicamente para coches eléctricos. Se denomina GE1 y aunque apenas hayamos visto estrenarse en el mercado al primer modelo articulado en torno a esta plataforma, Ford ha confirmado ayer mismo que ya se encuentra desarrollando una segunda base derivada de ésta, y cuyo nombre será GE2.

La denominada GE2 será una plataforma que valdrá tanto Ford como para Lincoln, y que dará forma a coches eléctricos de tipo pick-up y SUV que necesiten de un sistema eléctrico que soporte grandes cifras de potencia.

Es precisamente esto último y la tesitura en la que se encuentra el mítico deportivo de Ford lo que lleva a pensar que si Ford está trabajando en un Mustang eléctrico, éste estará basado sobre la plataforma GE2. Como apuntó ayer la propia Ford, los primeros modelos basados en esta plataforma llegarán al mercado a mediados de 2023, y uno de ellos podría ser este Mustang eléctrico.

Mustang Lithium

Mustang Lithium eléctrico, presentado por Ford en el SEMA de 2019.

Y es que electrificar el modelo más representativo de cada fabricante es una tarea que irremediablemente ha de estar en su hoja de ruta. Recientemente lo hemos visto con el FIAT 500 eléctrico, mientras que Renault ha decidido revivir modelos populares del pasado en clave eléctrica, como el Renault 5, para que sean la referencia de su gama en el futuro más próximo. Porsche, por ejemplo, también sabe que el 911 se tendrá que electrificar en algún punto, pero antes se lanzará a hacerlo con los 718 Boxster y Cayman.

Con esta tesitura, no es descabellado pensar en que el Mustang eléctrico pueda llegar al mercado más pronto que tarde y ser uno de esos primeros modelos que lleguen desde 2023, pues incluso la propia Ford coqueteó antes con la idea de un Mustang coupé eléctrico.

Lo hizo con la presentación del Ford Mustang Lithium en el SEMA de 2019, y aunque no se tratara más que de un prototipo eléctrico potencialmente diseñado para tantear la acogida entre público y prensa del clásico Mustang con un tren de potencia eléctrico, sí que dejaba entrever que en Ford se planteaban ya hace dos años la posibilidad de electrificar su modelo más mítico.

No será el primer Mustang coupé eléctrico...

Sea como fuere, e independientemente de cuándo y cómo lance Ford el Mustang coupé eléctrico, lo cierto es que existe una parte del mercado y del público que quiere ver una versión completamente eléctrica del pony car.

Aviar R67

Aviar R67.

Así lo demuestran varias de las adaptaciones que empresas independientes a Ford han llevado a cabo durante estos últimos compases. Una de las más populares es el R67, de Aviar. La empresa rusa tomó como base un Tesla Model S y ha llevado a cabo todas las modificaciones pertinentes para hacer que se vea y se comporte como un Mustang clásico pero electrificado.

Sin embargo, mientras que el Aviar R67 es un proyecto aún en ciernes, la empresa que sí se ha lanzado a fabricar una tirada limitada a 399 unidades de un Mustan eléctrico es la británca Charge Automotive.

Conversaciones: