Híbridos y Eléctricos

PÉRDIDA DE POTENCIA

Ford paraliza la entrega del Mustang Mach-E hasta que corrija un problema con la batería

Adelantándose a posibles medidas de la NHTSA, la compañía anuncia que no entregará más Ford Mustang Mach-e hasta que no haya solucionado un problema de seguridad.

Ford-Mustang-Mach-E-Delantera
Ford paraliza la entrega del Mustang Mach-E hasta que corrija un problema con la batería

Corren malos tiempos para el eléctrico de Ford. Tras haberse detectado un fallo de seguridad, el eléctrico no estará disponible en las concesiones. De forma preventiva, y tal y como recoge un foro de usuarios especializadoel Ford Mustang Mach-E desaparece de los mercados de forma voluntaria hasta que se encuentre una solución al problema. Ha sido la propia compañía la que ha tomado la drástica decisión, adelantándose a un posible retiro obligatorio mandado por la agencia de seguridad del tráfico, la NHTSA.

No es la primera vez que vemos esto en los últimos tiempos. Los eléctricos están empezando a cosechar una mala fama de retiros y llamadas a revisión. En su corta, pero intensa vida, el Mustang Mach-E ha tenido que cumplir con cinco llamadas a revisiónEl año pasado Ford tuvo que retirar el modelo de las calles ante otro defecto, pero en esta ocasión el problema parece incluso mayor ya que no se atisba una rápida solución. De hecho, Ford no espera tener el problema corregido hasta el último trimestre del año.

¿Qué problema es? Se ha detectado que bajo ciertas circunstancias el contactor de la batería primaria de alto voltaje puede sobrecalentarse. En el caso de que esto pase podría provocar que los contactores se suelden por el efecto del calor mientras que el coche está en movimiento. En ese momento un testigo de la instrumentación alertaría de un mal funcionamiento del tren motriz que impediría el arranque del coche la siguiente vez que el usuario quiera usarlo.

Ford-Mustang-Mach-E-Trasera
Ford Mustang Mach-E

En el peor de los casos el coche podría advertir con un mensaje “Stop Safely Now” que podría acarrear una pérdida total e inmediata de la potencia. Esta pérdida no afectaría a los sistemas de 12 voltios, incluidos la dirección o los frenos. El coche acabaría deteniéndose por pura inercia, y no por un brusco y repentino frenazo que podría causar una situación de grave riesgo para los ocupantes y el resto de los conductores. El problema de cualquier forma es grave, tan grave que Ford ha dado orden a sus vendedores de no entregar ni un solo Ford Mustang Mach-E hasta que no haya una solución.

La compañía ha detectado rápidamente la partida de coches que están afectados por esta llamada de seguridad. Coches fabricados en la planta de Cuautitlán, en México, entre el 27 de mayo de 2020 y el 24 de mayo de 2022. Se estima que son unos 100.000 coches los afectados en todo el mundo, 48.924 de ellos en el continente americano. Por el momento Ford ha paralizado las entregas y las demostraciones, pero no las ventas, que seguirán en marcha aunque sin fecha fija de entrega.

Hasta la fecha no se ha informado de una rápida resolución del problema, de hecho, tal y como ya hemos dicho, la propia Ford ha retrasado la solución hasta el último trimestre del año. Durante los próximos meses el Mustang Mach-E no estará disponible para entregas, ni siquiera para aquellos compradores que estuvieran esperando el suyo. En cuanto a los usuarios afectados, pronto recibirán un aviso con las indicaciones correspondientes. No se ha informado de un parón total en la flota, por lo que, por el momento, los conductores podrán seguir usando sus vehículos.

Conversaciones: