Híbridos y Eléctricos

MÓDULO EXTRAÍBLE E INTERCAMBIABLE

Ford patenta un extensor de autonomía para la F-150 eléctrica, extraíble y "escondido" en un cajón de herramientas

Una patente publicada recientemente nos ha puesto sobre la pista de un curioso invento de Ford: un extensor de autonomía extraíble e intercambiable para pick-up eléctricas, colocado en la caja trasera donde habitualmente se coloca el cajón de herramientas.

Ford patenta un extensor de autonomía en la caja de herramientas de la F-150 eléctrica
Ford patenta un extensor de autonomía en la caja de herramientas de la F-150 eléctrica

Una patente de Ford, tras la cual nos ha puesto sobre la pista The Drive, nos ha descubierto una ingeniosa solución del fabricante estadounidense para la futura versión eléctrica de su archiconocida pick-up, la Ford F-150. Más que la solución en sí, lo más llamativo es su aplicación: y es que Ford ha decidido patentar un extensor de autonomía escondido en un cajón de herramientas.

Aunque la solicitud de patente fue registrada en 2018, no ha sido hasta el pasado mes de septiembre cuando ha sido publicada. Bajo el título 'Vehículos electrificados con generadores de extensión de autonomía extraíbles e intercambiables', Ford describe un extensor de autonomía ciertamente original, nunca visto antes, para su pick-up eléctrica.

Según los documentos publicados por la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, se trata de un módulo que iría colocado en la caja trasera de la pick-up, detrás de los asientos. Dicho módulo contiene el motor-generador de combustión, el depósito de combustible, el sistema de escape y la electrónica. Evidentemente, ubicado en esta localización no se utilizaría para mover las ruedas del vehículo, sino para generar electricidad y cargar la batería cuando fuese necesario.

ford-f-150-electrica-patente-extensor-autonomia-02

Esta gran «pieza» tiene una forma y tamaño similares a las cajas de herramientas que habitualmente se montan en la misma localización, en la parte delantera de la caja trasera de las pick-ups, junto a la cabina. Según una de las figuras de la patente, podría haber varios modelos con diferentes tamaños para ofrecer menor o mayor autonomía extra, aunque en todos los casos se antoja pequeña para albergar un motor de combustión actual de la propia Ford (el más pequeño de su gama es el 1.0 EcoBoost, demasiado grande para esta función).

Hemos mencionado antes que dicho módulo es intercambiable, por tanto no tiene una conexión fija. La patente también resuelve este problema, ya que en ella se explica que el generador enviaría electricidad a la batería a través de un puerto de carga en el que se puede enchufar y desenchufar este módulo extensor de autonomía. Desconocemos el peso del conjunto, pero a priori se antoja complicado que pueda intercambiarse manualmente por una sola persona.

ford-f-150-electrica-patente-extensor-autonomia-01

Esta solución acotaría en gran medida la famosa "ansiedad de la autonomía" de los vehículos eléctricos, que si bien cada vez va siendo un problema menor, todavía está presente. En el caso de las pick-up eléctricas, las baterías pueden agotarse especialmente rápido por el tipo de trabajos y aplicaciones a los que se pueden someter, como la conducción todoterreno en terrenos deslizantes, remolcado de grandes cargas, etc.

Como ocurre con muchas patentes, el hecho de haberla registrado no garantiza que vaya a producirse en serie. No obstante, muy probablemente Ford ya haya decidido si la opción de ofrecer un extensor de autonomía para la F-150 eléctrico es una buena idea y, en tal caso, cuál es la mejor manera de aplicarlo.

Conversaciones: