Híbridos y Eléctricos

COMPROBARÁ TODO TIPO DE VEHÍCULOS

Francia crea una agencia para detectar "trampas" en las emisiones de vehículos de combustión

El gobierno francés ha puesto en marcha el 'Servicio de Vigilancia para el Mercado de Vehículos y Motores', un organismo que velará por que los vehículos de motor de combustión cumplan los requisitos medioambientales legales, además de otros aspectos de seguridad.

Francia crea una agencia para detectar "trampas" en las emisiones de vehículos de combustión
Francia crea una agencia para detectar "trampas" en las emisiones de vehículos de combustión

El gobierno de Francia ha creado una nueva agencia de inspección para el transporte con el objetivo de ayudar a detectar fraudes en las emisiones de los vehículos, siguiendo una directiva de la Unión Europea emitida a raíz del escándalo de las emisiones diésel del Grupo Volkswagen.

El caso del 'dieselgate' salido a la luz en 2015 puso de manifiesto el uso de técnicas fraudulentas por parte de algunos fabricantes de coches para reducir las emisiones contaminantes homologadas de sus vehículos. Tras la controversia generada, la Unión Europea decidió endurecer sus regulaciones para garantizar la seguridad y la protección de la salud y el medio ambiente. A partir del 1 de septiembre de 2020, cada Estado miembro deberá establecer una vigilancia en los vehículos de motor para el transporte de pasajeros y mercancías, en los remolques, así como en sus sistemas, componentes y unidades técnicas independientes.

Un organismo para vigilar las emisiones y la seguridad de todos los vehículos

En el caso de Francia ya se ha puesto en marcha bajo el nombre 'Servicio de Vigilancia para el Mercado de Vehículos y Motores', o SSMVM por sus siglas en francés, el nuevo organismo será supervisado por la Dirección general de la energía y el clima del Ministerio de Ecología, Desarrollo Sostenible, Transporte y Vivienda francés. 

La nueva agencia francesa no llevará a cabo la aprobación como tal, sino que inspeccionará los documentos, realizará sus propias pruebas independientes y responderá a las posibles quejas de los consumidores. Además de las emisiones de los vehículos de pasajeros, será responsable de hacer cumplir las normas de seguridad para todos los vehículos de motor, así como remolques y vehículos agrícolas. Según un

La misión de esta agencia será verificar que los vehículos a motor, sus sistemas y componentes, así como los motores de maquinaria móvil no de carretera (maquinaria industrial o agrícola, por ejemplo) a la venta en el mercado francés cumplan con los requisitos técnicos establecidos por las regulaciones anti contaminación europeas y nacionales. Según un informe publicado por Transport & Environment, los coches diésel modernos siguen emitiendo más del doble de lo permitido.

El SSMVM tendrá un presupuesto inicial de 5 millones de euros y espera realizar hasta 100 pruebas al año. Cada año hará público un informe de actividad anual, con los resultados de todas sus pruebas. 

Sanciones de hasta 1 millón de euros y 3 años de prisión

En caso de infracción, las sanciones irán aumentando progresivamente. El gobierno francés contempla varias medidas y sanciones administrativas progresivas: desde una advertencia, primero, hasta ordenar la retirada del mercado un producto, y multas de hasta 300.000 euros por «motor no conforme» y de hasta 1 millón de euros por «vehículo no conforme». También se contemplan sanciones penales de hasta 3 años de prisión.

El rango de acción de la agencia de Servicio de Vigilancia para el Mercado de Vehículos y Motores incluirá:

  • Vehículos de transporte de pasajeros (categoría M), vehículos de transporte de mercancías (categoría N) y los remolques destinados a ellos (categoría O), así como los sistemas, componentes, unidades técnicas independientes y piezas y equipos destinados a estos vehículos;
  • Vehículos agrícolas y forestales, tractores (categorías T y C), remolques (categoría R) y maquinaria remolcada intercambiable (categoría S), así como sistemas, componentes, unidades técnicas independientes y piezas y equipos destinados a estos vehículos;
  • Vehículos de motor de dos o tres ruedas y cuadriciclos (categoría L), así como los sistemas, componentes, unidades técnicas separadas y piezas y equipos destinados a estos vehículos;
  • Las luces especiales de advertencia de ciertos vehículos;
  • Etiquetado de neumáticos;
  • Emisiones de gases contaminantes y partículas contaminantes de motores de combustión interna destinados a maquinaria móvil no vial (categoría EMNR). Esta categoría cubre una amplia variedad de maquinaria, desde pequeños equipos portátiles como motosierras, hasta locomotoras diésel, embarcaciones, maquinaria de construcción, motos de nieve y grupos electrógenos.
Conversaciones: