Híbridos y Eléctricos

HASTA EL 31 DE DICIEMBRE DE 2020

El Gobierno aprueba el uso de valores correlados y aplaza el WLTP por dos años

El Gobierno de España ha aprobado un régimen transitorio a la aplicación del nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones WLTP, de forma que se usarán unos valores correlados durante los próximos dos años.

El protocolo de homologación WLTP no entrará en vigor en España hasta 2021.
El protocolo de homologación WLTP no entrará en vigor en España hasta 2021.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha confirmado que permitirá utilizar, hasta finales de 2020, el valor correlado de los valores de dióxido de carbono (CO2) del nuevo ciclo de homologación de emisiones y consumos WLTP con los valores del anterior NEDC, lo que permitirá reducir el impacto inicial de esta medida.

Esta decisión se anunció un día antes de que entre en vigor el ciclo de homologación Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros (WLTP, por sus siglas en inglés), que contempla unas pruebas en laboratorio más exigentes en comparación con el anterior NEDC, con el fin de aportar unos datos más realistas.

Desde el Departamento que dirige Reyes Maroto recordaron que, desde el 1 de septiembre, todos los vehículos nuevos matriculados tendrán que cumplir con la aplicación de este protocolo para calcular con mayor precisión las emisiones y los consumos.

"De este modo se seguirá impulsando la reducción de los niveles de emisión del parque móvil a través de la incorporación de nuevos vehículos más eficientes que cumplen con los estándares europeos", afirmaron.

"Esta medida se incluye en un futuro Acuerdo Estratégico entre el sector y el Gobierno de España que propondrá medidas efectivas para estimular la inversión y la demanda de vehículos eficientes y el desarrollo de un nuevo modelo de movilidad sostenible y eficiente", añadió el Ministerio.

¿Cómo funciona la correlación?

No obstante, recordó que el reglamento europeo contempla una herramienta que correlaciona los valores de dióxido de carbono (CO2) del WLTP con los del NEDC, "de manera que se cuente una base comparable mientras conviven ambos tipos de medición, hasta finales de 2020".

Por ello, Industria permitirá utilizar el valor correlado hasta el 31 de diciembre de 2020 para dar un tratamiento homogéneo a la fiscalidad de los vehículos y mitigar el impacto directo sobre la demanda de automóviles del WLTP.

En esta línea, señalaron que esta medida "no exime" a ningún vehículo de cumplir con las emisiones establecidas en la nueva homologación, aunque con los valores correlados se gradúa el impacto fiscal del cambio de ciclo de homologación y se promueve la renovación del parque.

"A su vez, se facilita una transición ordenada a una movilidad y una fiscalidad más sostenibles, una de las apuestas de este Gobierno. Con la medida adoptada se da cumplimiento al principio de rigor comparable recogido en los reglamentos europeos y se sigue en la senda del resto de Estados miembros que ya la habían aprobado", añadió el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Así, indicaron que el Gobierno considera "fundamental" esta medida porque contribuirá al marco de estabilidad y certidumbre y, unido al compromiso del sector del automóvil de avanzar en la reducción de las emisiones contaminantes, favorecerá la creación de empleo en la industria de automoción y apoyará la consolidación de España como segundo fabricante de vehículos de la UE y octavo mundial.

Pruebas más realistas

El nuevo WLTP incluye pruebas, también en laboratorio, que son más realistas que el ciclo anterior, lo que permitirá que los consumos y las emisiones se acerquen más a los datos reales de conducción. No obstante, esto provocará que un mismo coche publique mayores emisiones con el nuevo protocolo respecto al NEDC.

Esto podría provocar que muchos de los automóviles exentos en la actualidad del pago del impuesto de matriculación en España serían 'penalizados' con este gravamen y también que otros que ya lo pagaban tuvieran que afrontar un tramo fiscal mayor.

Los tramos de dicho impuesto en España son de 0% para vehículos con emisiones menores o iguales a 120 gr/km de CO2; 4,75% para vehículos con emisiones mayores a 120 y menores a 160 gr/km de CO2; 9,75% para vehículos con emisiones mayores o iguales de 160 y menores de 200 gr/km CO2, y 14,75% para vehículos con emisiones mayores o iguales a 200 gr/km CO2.

La decisión de Industria se produce después de analizar distintas posibilidades sobre este nuevo ciclo de homologación, entre ellas la de aplicar "un régimen transitorio" de uno o de dos años. Finalmente ha optado por la segunda opción.

El objetivo de esta medida es dar tiempo a las marcas a implementar los avances que permitan no perder competitividad ni experimentar un desposicionamiento comercial de su gama de producto por el cambio de fiscalidad al pasar a tener mayores emisiones respecto a la homologación anterior.

Así, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo se posiciona en la misma línea que otros países europeos, que también han optado por este tipo de medidas ante el impacto previsto que tendrá el WLTP en los próximos meses y que ha motivado un fuerte incremento de las ventas de coches en verano, ya que se han aplicado grandes descuentos para reducir los stocks de vehículos.

De no autorizarse este "régimen transitorio", las marcas tenían solo hasta el próximo 31 de diciembre para seguir vendiendo el denominado "fin de serie" de algunos modelos que no estén homologados con WLTP. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo permitía que se matriculase bajo esta clasificación hasta un 10% del volumen de ventas contabilizado por cada marca durante 2017.

Conversaciones: