Híbridos y Eléctricos

DEBERÍA HABERSE PRESENTADO EN OTOÑO

Mercedes-Benz retrasa el lanzamiento del EQA a 2021, un rival menos para el ID.4

El fabricante alemán alega a diferentes circunstancias que, juntas, le han obligado a cambiar sus planes: reorganización de la producción, problemas con el suministro de las baterías, y, en el trasfondo de todo, el coronavirus.

El Mercedes EQA se retrasará hasta 2021
El Mercedes EQA se retrasará hasta 2021

El EQA es el segundo de los modelos de la familia eléctrica EQ de Mercedes-Benz, cuya llegada estaba prevista para el otoño de este año. Sin embargo, una serie de circunstancias han obligado al fabricante alemán a posponer esta fecha hasta el año que viene. Entre las causas que han referido las fuentes que han filtrado la noticia está una reestructuración de la producción que llevará a cabo Mercedes-Benz, a la que se ha visto obligada por problemas en el suministro de las baterías, todo ello relacionado con la crisis sanitaria y económica causada por la Covid-19.

Fue en febrero, con la presentación de los resultados económicos de Mercedes-Benz, no muy favorables, cuando se anunció que el EQA sería presentado en otoño de este año. Ese mismo mes, Mercedes-Benz mostró las imágenes de su segundo SUV eléctrico, todavía camuflado, realizando sus pruebas invernales en Suecia. No se marcó una fecha fija en el calendario, pero la lógica hacía pensar en el Salón del Automóvil de Alemania (conocido anteriormente como Salón de Frankfurt), que este año tenía previsto celebrarse en Hannover entre el 24 y el 30 de septiembre.

Con la segunda ola de contagios de la pandemia del coronavirus, el Salón se convertirá en un evento virtual en el que, según informa Autocar, no participará el EQA. La revista añade que la comunidad Mercedes espera una presentación en 2021, pero la comercialización no llegará hasta la segunda mitad de 2021.

Durante la primera mitad de esta década, hasta 2025, Mercedes-Benz tiene previsto lanzar 10 modelos de la nueva familia EQ. Para ello, uno de sus mayores desafíos es adaptar su dinámica de producción y su logística de reparto de los vehículos. Este motivo también forma parte de las causas que alega Mercedes para retrasar la llegada del EQA. Esta demora en su lanzamiento podría afectar también al EQB, otro SUV eléctrico de mayor tamaño, cuya llegada también estaba prevista para 2021.

Mercedes-Benz EQA pruebas invierno suecia

El Mercedes EQA en las pruebas de invierno realizadas en Suecia en febrero de 2020.

En enero, Daimler, grupo al que pertenece Mercedes-Benz, aseguraba que sería capaz de fabricar 50.000 unidades del Mercedes EQC en el transcurso de este año, negando la información sobre problemas de suministro de baterías que se había filtrado en algunos medios. La revista Magazin publicó una información en la que aseguraba que Mercedes-Benz se había visto obligada a reducir sus planes de fabricación para el EQC en 2020 desde las 60.000 unidades hasta las 30.000, debido a problemas de suministro por parte de LG Chem. Además, este sería uno de los motivos por los que el fabricante alemán habría entregado en 2019 tan solo a 7.000 unidades del EQC, una cantidad muy inferior a los 25.000 previstas. Una circunstancia que, de nuevo, no tenía en cuenta la influencia de la crisis sanitaria, y que según las fuentes, también ha formado parte de los argumentos de la empresa para retrasar la presentación y comercialización del EQA. Mercedes-Benz está trabajando para aumentar la producción propia de baterías, que se fabricarán en nueve plantas de tres continentes distintos.

El Mercedes EQA es un SUV eléctrico compacto, similar a la actual Clase A que hereda el diseño del Mercedes-Benz EQA Concept presentado hace un par de años. Por las fotografías publicadas hasta ahora, el Mercedes EQA será una especie de hermano eléctrico del GLA, con un tamaño en torno a los 4,4 metros de longitud. Debería ser también el Mercedes eléctrico más barato, aunque su precio estará, previsiblemente, por encima de los 40.000 euros. Por su aspecto, su competencia directa estaría en el segmento SUV-C premium, cuyo principal rival, probablemente pueda ser el Volkswagen ID.4, el Audi Q4 e-tron o el Cupra el-Born.

Por ahora, no se han desvelado sus características técnicas. Por el lugar que ocupa en la gama del fabricante, y un sistema de propulsión compartido con el EQB, su autonomía debería rondar los 400 kilómetros en ciclo WLTP.

Conversaciones: