Híbridos y Eléctricos

CON MOTORES DIÉSEL Y GASOLINA

Llega la tercera generación de híbridos enchufables de Mercedes-Benz: Clase C, Clase E y Clase S

La tercera generación de coches híbridos enchufables de Mercedes-Benz optimiza varios componentes para ofrecer la mayor autonomía posible con el menor consumo y emisiones.

Mercedes-Benz empieza a entregar su tercera generación de híbridos enchufables.
Mercedes-Benz empieza a entregar su tercera generación de híbridos enchufables.

Mercedes-Benz ha iniciado las primeras entregas de su tercera generación de coches híbridos enchufables (PHEV) a sus clientes. Esta tercera generación se compone del Clase C, el Clase E y el Clase S. Las cuatro variantes híbridas de estos modelos –el Clase E tiene dos– utilizarán una batería de 13,5 kWh que se combinará con motores de gasolina y, por primera vez en la firma de la estrella, con un motor diésel. Por otro lado, el GLC F-Cell combinará por primera vez la tecnología híbrida enchufable con un motor de hidrógeno y será un cero emisiones.

En total, sin contar el GLC F-Cell, Mercedes ofrecerá una variante híbrida del Clase C, el C 300 de, dos del Clase E, el E 300 e y el E 300 de, y otra del Clase S, el S 560 e. El Mercedes-Benz C 300 de, disponible como berlina o con carrocería familiar, ofrecerá un consumo de 1,6 l/100 kilómetros y unas emisiones de 42 g/km. Su consumo eléctrico variará entre 18,7 kWh/100 km y 19,1 kWh/100 km. Este vehículo combina su motor diésel de cuatro cilindros 194 CV con su motor eléctrico para ofrecer una potencia total de 306 CV y una autonomía en modo 100% eléctrico de 57 kilómetros (NEDC). El motor se asociará a la nueva transmisión híbrida 9G-TRONIC de nueve relaciones. Las primeras entregas de este vehículo llegarán a mediados de 2019.

El E 300 e, disponible como berlina combinará un motor de gasolina de 211 CV con su motor eléctrico para un total de 320 CV y un consumo declarado de 2.0 l/100 km y unas emisiones de 45 g/km. Su consumo eléctrico será de 14,5 kWh/100 km y su autonomía eléctrica se quedará en 50 kilómetros. Por su parte, el E 300 de, disponible como berlina o familiar, ofrecerá también 306 CV obtenidos, como en el C 300 de, a partir del motor diésel de cuatro cilindros y 194 CV y el motor eléctrico. Su consumo se quedará en 1,6 l/100 km y sus emisiones entre 41 y 44 g/km. Su consumo eléctrico será de 18,7-19,7 kWh/100 km y su autonomía eléctrica será de 54 kilómetros. Además de ser una de las opciones favoritas por los compradores, los Clase E PHEV son capaces de remolcar hasta 2.100 kilos.

El S 560 e es el más potente de todos combinando un motor de gasolina V6 de 367 CV con un motor eléctrico para un total de 476 CV potencia. Este vehículo, con el que debutó todo el sistema de esta tercera generación de vehículos híbridos declara un consumo de 2,5-2,6 l/100 km, unas emisiones de 57-59 g/km y un consumo eléctrico de 20-20,2 kWh/100 km. Su autonomía en modo eléctrico será de 50 kilómetros. Todos los vehículos presentan una aceleración de 0 a 100 entre los 5.0 y los 5.9 segundos, alcanzan una máxima de 250 km/h (limitada) y pueden circular a más de 130 km/h en modo 100% eléctrico.

Las modificaciones en esta tercera generación de híbridos se centran en un propulsor inteligente que mejora las prestaciones de los motores eléctricos y reducen sus tiempos de carga, la inclusión de la transmisión 9G-TRONIC y una batería mejorada en el Clase S capaz de darle una autonomía de hasta 50 kilómetros.

Transmisión 9G-TRONIC

En todos los PHEV de tercera generación se ha montado la nueva transmisión híbrida 9G-TRONIC. Esta transmisión, con convertidor de par, es la responsable de ofrecer un confort en marcha inaudito en un híbrido, con cambios prácticamente imperceptibles y, por ejemplo en Clase E, ofreciendo una gran capacidad de remolque. La versión más potente de esta transmisión ofrece 700 Nm de par máximo combinando la potencia del motor eléctrico con el de combustión, además, es la responsable del incremento de la eficiencia de los motores de los nuevos híbridos, mejorando sobre todo el rendimiento del motor eléctrico. Además, su diseño compacto es más compacto que el de la anterior transmisión (108 mm).

Motor eléctrico de 120 CV

Desarrollado con Bosch como parte de la joint venture EM-motive, el motor eléctrico de esta generación de PHEV ha sido diseñado específicamente para la nueva transmisión 9G-TRONIC. La electrónica de potencia mejorada ha permitido aumentar la potencia y el par motor ofreciendo, en modo eléctrico, 120 CV, un par de 440 Nm y una velocidad máxima que supera los 130 km/h.

Baterías

Una de las claves en el aumento de autonomía 100% eléctrica a 50 kilómetros o más es la mayor capacidad de las baterías de iones de litio que montarán estos vehículos, que ha aumentado hasta 13,5 kWh en todos los casos manteniendo exactamente las mismas medidas. Esto se ha conseguido con una evolución de los productos químicos de la batería pasando de litio, hierro y fosfatos (LiFePo) a litio, níquel, magnesio y cobalto (Li-NMC). Accumotive, una subsidiaria de Daimler, son los productores de este nuevo sistema.

Cargador

Los Mercedes PHEV de tercera generación incluirán un cargador a bordo que dobla la capacidad de carga del anterior y pasa de 3,6 kW hasta los 7,4 kW optimizando sus dimensiones para ofrecer la mejor capacidad de carga con el menor espacio y peso posibles. Por otro lado, la batería podrá cargarse en la casa del conductor mediante un Wallbox, con lo que tardará una hora y media en cargarse. En caso de cargar la batería en un enchufe convencional, la batería tardará unas cinco horas en llegar al 100%.

Sistema operativo inteligente

La tercera generación de híbridos de Mercedes incorporarán un gestor de motores mejorado e inteligente que comprenderá todos los procesos que acceden al suministro de energía e influyen en el consumo, incluida la interacción entre el motor eléctrico y el motor de combustión, la transmisión, la gestión térmica... Con todo, este sistema operativo buscará maximizar la autonomía eléctrica y la gestión de recuperación de energía. El coche también buscará la ruta más eficiente según la energía disponible.

Mediante el reconocimiento de señales, el radar, los datos del navegador y los asistentes de seguridad, el conductor recibirá inputs durante la conducción con consejos sobre la velocidad u otros aspectos para buscar siempre la máxima eficiencia al volante y mejorar las seguridad del mismo y sus pasajeros. El sistema reconocerá la ruta, los límites de velocidad y el estado del tráfico y buscará el equilibrio entre eficiencia y el modo más rápido de llegar al destino y aconsejará al conductor cuando dejar de acelerar para recuperar energía. Esto se notará sobre todo en las transiciones entre el propulsor eléctrico y el de combustión. De este modo, cuando el conductor ruede al límite, el coche aconsejará al conductor dejar de acelerar. Si no lo hace, el motor de combustión entrará en juego. Por contra, si se sigue la recomendación, el motor de combustión se parará y seguirá con el motor eléctrico. Todo este sistema ha sido bautizado como ECO Assist. Los inputs llegarán en la pantalla o el Head-Up Display.

Cuatro modos de conducción

La nueva generación de híbridos de Mercedes ofrecerán cuatro modos de conducción. El primero, el Hybrid, el que vendrá por defecto, activará las funciones, como la conducción eléctrica, el 'boost' o la recuperación de energía según las necesidades de la ruta y el tráfico. El segundo, el E-Mode será el modo de conducción 100% eléctrica. Este modo se recomienda para conducción en ciudades y el pedal indicará al conductor cuando el motor de combustión está a punto de arrancar.

El tercer modo, el E-Save, desactivará la batería para guardar su carga para utilizarla más adelante, por ejemplo si el vehículo circula en autopista y el conductor sabe que después deberá circular un rato por una ciudad. Por último, el modo Charge cargará la batería mientras se circula.

Conversaciones: