Híbridos y Eléctricos

INCLUSO MEJOR, PUEDE

Mercedes ya logra el mismo margen de beneficio con cada EQE eléctrico que con el Clase E diésel

Según el director financiero de Mercedes-Benz, con el EQE eléctrico ya logra el mismo margen de beneficio con un Clase E diésel o gasolina.

Mercedes EQE eléctrico (arriba) y Clase E (abajo).
Mercedes EQE eléctrico (arriba) y Clase E (abajo).

Los coches eléctricos, después de un esfuerzo mucho mayor que el necesario en sus homónimos diésel y gasolina, empiezan a generar del mismo margen de beneficio que estos últimos a sus fabricantes. Mercedes-Benz ha sido la última en hablar sobre esto poniendo de ejemplo a sus Mercedes EQE eléctrico y el Clase E en su versiones térmicas.

Ha sido, más concretamente, durante una conferencia telemática celebrada a la postre de la presentación de los resultados económicos relativos a la primera parte de este año, donde la marca a través de su director financiero, Harald Wilhelm ha dado a conocer que no sólo obtiene el mismo beneficio por cada venta de un EQE y de un Clase E, sino que el modelo eléctrico probablemente se encuentre un punto por encima en este aspecto con respecto a su equivalente en la gama convencional.

Según Automotive News Europe, Wilheim ha comentado sobre el EQE: "Es más o menos el primer trimestre de ventas del EQE, pero en este momento el margen del EQE está al nivel del margen de la Clase E". A ello añadió que el EQE podría incluso estar ligeramente por delante de la Clase E en este momento. No obstante, no dieron datos específicos en cuanto a beneficio neto por de cada modelo, así como tampoco un porcentaje aproximado.

Mercedes EQE eléctrico en producción.
Mercedes EQE eléctrico en producción.

Cabe destacar que parte de la diferencia de este beneficio Mercedes la logra, directamente, a través de un precio significativamente superior en el eléctrico (también por unos costes de producción superiores).

En España la versión más accesible del Clase E parte de unos 57.000 euros, mientras que el EQE hace lo propio en la cota de los 75.000 euros. Una brecha de casi 20.000 euros que de ser menor eliminaría haría que el modelo térmico fuera más rentable que el eléctrico.

También habló el director financiero del la diferencia de márgenes entre sus dos coches más tecnológicos y representativos, el Mercedes Clase S y su igual en la gama eléctrica el EQS. Wilhelm declaró que modelo eléctrico sigue estando por debajo de su equivalente de combustión interna, pero han visto signos de mejora en cuanto a beneficio. "Hemos visto que el margen del EQS empieza a ser saludable. Quizá no esté exactamente al nivel de la Clase S, pero no está demasiado lejos de él".

Mercedes-EQE 350
Mercedes-EQE 350.

Uno de los aspectos más determinantes para que tanto el margen de beneficio como el precio de los coches eléctricos se iguale definitivamente a los de turismos diésel y gasolina es que el precio del litio (el componente más importante de su batería) se estabilice a la baja. Para que esto suceda, sin embargo, los coches eléctricos han de aumentar significativamente su cuota de mercao para que con unas ventas mayores se logre una economía de escala más depurada y eficiente en torno a este material, permitiendo así que el precio por cada kWh de batería caiga.

Conversaciones: