Híbridos y Eléctricos

INICIO DE LAS PRUEBAS REALES

Opel lanzará una versión de hidrógeno de su furgoneta eléctrica Zafira Life

Las primeras unidades del Zafira Life como furgoneta eléctrica alimentada por hidrógeno arrancarán sus pruebas reales en carretera el próximo año, empleando la tecnología desarrollada por Opel cuando pertenecía al Grupo General Motors.

El Opel Zafira es un vehículo clave para el desarrollo de la electrificación de Opel.
El Opel Zafira es un vehículo clave para el desarrollo de la electrificación de Opel.

Michael Lohscheller, CEO de Opel, ha confirmado el inicio de las pruebas en carretera con los primeros prototipos de la furgoneta eléctrica Zafira Life alimentada por hidrógeno. Este será el primero de los modelos que recibirá esta tecnología entre los que el fabricante alemán, ahora perteneciente al grupo francés PSA, tiene previsto lanzar a partir de 2021. Opel cuenta con una amplia experiencia con el hidrógeno gracias a los avances realizados bajo la supervisión de su anterior grupo propietario, General Motors, cuyo último desarrollo, Hydrogen4, ya fue probado en 2008 por el gobierno alemán.

Cuando hace un año Opel presentó los pasos que iba a dar en su ofensiva eléctrica enfatizó el papel clave que jugará el Zafira Life en este desarrollo futuro. La empresa con sede en Rüsselsheim quiere desarrollar una variante basada en la tecnología de la pila de combustible. Si bien, el fabricante aún no ha comunicado datos técnicos sobre ella, según la información publicada por el Frankfurter Allgemeine Zeitung, Opel tiene la intención de equipar un número no especificado de pequeñas furgonetas de la familia Zafira con pilas de combustible de hidrógeno. El periódico indica que el desarrollo está ahora tan avanzado que las pruebas de carretera se pueden realizar ya el próximo año.

Dentro de Grupo PSA, Opel es responsable del desarrollo de la tecnología de la pila de combustible. En su sede de Rüsselsheim, la empresa opera el Hydrogen & Fuel Cells, un centro de investigación especialmente creado para este fin. En la actualidad, trabaja en un nuevo tren de potencia para el Zafira Life, a partir de la experiencia obtenida durante los años en los que el fabricante de automóviles desarrolló esta tecnología bajo el paraguas de antiguo grupo matriz, General Motors. Entre 1997 y 2012, Opel ya mantuvo un centro de propulsión alternativo en Mainz-Kastel. Allí se desarrolló en el año 2000 el primer vehículo de pila de combustible de Opel basado en la primera generación Zafira denominado HydroGen1.

Tecnologia Hydrogen4 General Motors

Tecnología Hydrogen4 desarrollada bajo la supervisión de General Motors.

Poco más de dos años después, Opel presentó HydroGen3 que mejoraba la anterior transmisión integrándolo en el vehículo con el mismo bastidor auxiliar que los motores convencionales. En esta configuración, Opel también instaló un tanque de almacenamiento de hidrógeno comprimido de 700 bares. La siguiente generación es la HydroGen4, cuya pila de 440 celdas individuales entregaba una potencia de salida constante de 93 kW. En combinación con un tanque de hidrógeno de 700 bares y 4,2 kilogramos de capacidad de almacenamiento, era capaz de ofrecer una autonomía de hasta 420 kilómetros. A partir de 2008, bajo la supervisión de General Motors, 30 vehículos Opel HydroGen4 formaron parte de un programa de pruebas demostrativas para el gobierno alemán.

Ahora, el plan de Opel para volver a obtener beneficios en sus cuentas económicas electrificará todas las series de modelos en 2024, incluidas sus furgonetas de transporte de pasajeros y carga. En una entrevista en este mismo periódico, Michael Lohscheller anunció que Opel está observando un importante crecimiento en los pedidos, “particularmente en los modelos eléctricos. En los grandes mercados, la versión eléctrica del Corsa representa alrededor del 30 por ciento”.

El hidrógeno se abre paso en el transporte eléctrico pesado y de largo recorrido

Con este plan, Opel se une a otros fabricantes que han decidido emplear la tecnología de la celda de combustible de hidrógeno para vehículos tipo autobús lanzadera y para las furgonetas de pasajeros. Este uso se uniría a una tendencia que también se estaría generalizando en la industria de optar por el hidrógeno para alimentar vehículos eléctricos pesados y de largo recorrido. Esto es debido a que esta tecnología resuelve dos hándicaps de las baterías respecto a este tipo de transporte. En primer lugar, la mayor autonomía que ofrecen con tiempos de repostaje mucho más reducidos. Y en segundo lugar, elimina el gran peso que las baterías añaden a estos vehículos, lo que reduce su capacidad de carga.

Conversaciones: