Híbridos y Eléctricos

DESARROLLADA POR SCHAEFFLER Y MOBILEYE

Esta plataforma eléctrica, modular y flexible incluye un sistema de conducción autónoma de nivel 4

La arquitectura de Schaeffler cuenta con un sistema eléctrico modular y flexible admite hasta cuatro módulos de esquina que incluyen el motor, la dirección y la suspensión, y el sistema Mobileye Drive, que permite que cualquier tipo de vehículo se convierta en autónomo.

Plataforma eléctrica modular flexible Schaeffler Mobileye
El chasis rodante de Schaeffler es una plataforma flexible y escalable para nuevas soluciones de movilidad sin conductor.

Schaeffler y Mobileye han presentado en el Salón del Automóvil de Múnich una plataforma eléctrica y flexible que permite implementar sobre ella diferentes vehículos con capacidades de conducción autónoma. El acuerdo de colaboración a largo plazo entre ambas empresas tiene como objetivo definir conceptos alternativos de movilidad, como por ejemplo lanzaderas autónomas y otras tipologías de vehículos con nivel 4 de automatización.

El proveedor alemán Schaeffler ha firmado un acuerdo de colaboración con Mobileye, uno de los suministradores más importantes del mundo de soluciones de automatización, propiedad del gigante de la tecnología de procesadores Intel. Según afirma Matthias Zink, director ejecutivo de Automotive Technologies en Schaeffler, los cambios regulatorios que se están produciendo, sobre todo en las zonas urbanas, y el cambio tecnológico en la industria automotriz, junto con la concienciación social sobre la influencia de la movilidad en la contaminación del aire “aumentan la necesidad de conceptos alternativos y novedosos para la logística, que implican capacidades de conducción autónoma”.

Lo que ofrece la plataforma

Todos estos objetivos se reúnen en la plataforma eléctrica, flexible, modular y autónoma que se ha presentado en el IAA de Múnich y que para Schaeffler “desempeña un papel crucial en la movilidad sostenible y son un campo futuro en nuestra Hoja de ruta 2025”. Junto a Mobileye, la empresa alemana desarrollará una serie de nuevos vehículos como por ejemplo lanzaderas autónomas y otras tipologías de vehículos que alcanzarán un nivel 4 de automatización. Se tratará de vehículos que conducirán por sí mismos en las áreas metropolitanas gracias a la geolocalización, el mapeo HD y la comunicación entre los automóviles.

Los vehículos se producirán en serie a partir de una arquitectura rodante diseñada por Schaeffler equipada con el sistema Mobileye Drive una solución versátil y escalable que permite que cualquier tipo de vehículo se convierta en autónomo. De esta manera, los clientes podrán disfrutar de soluciones se servicios de movilidad y servicios de transporte, Mobility-as-a-Service (MaaS) y Transportation-as-a-Service (TaaS), con los que los tiempos de funcionamiento y la eficiencia pueden se incrementarán significativamente.

Así es la plataforma

La combinación de la tecnología de Mobileye con el chasis rodante de Schaeffler da como resultado una plataforma adaptable que cumple con todos los estándares de seguridad que se exigen a la industria automotriz, incluyendo todas las redundancias necesarias para evitar accidentes.

La arquitectura incluye una amplia gama de tecnologías, todas ellas desarrolladas por Schaeffler. Es flexible respecto a la dirección y a la transmisión. En función de las necesidades de cada cliente se puede montar un sistema sencillo o mucho más complejo. En la base de estas soluciones está una transmisión simple en un único eje y una dirección central. En el caso más complejo se puede incorporar cuatro módulos de esquina de Schaeffler, cada uno de ellos dotado de un sistema de dirección capaz de girar las ruedas hasta 90 grados, un motor eléctrico en rueda y un sistema de suspensión neumática.

En cuanto a la automatización, es responsabilidad del sistema Mobileye Drive, una solución llave en mano que ofrece un alto nivel de seguridad a través de dos conceptos centrales. El modelo formal de seguridad sensible a la responsabilidad para la toma de decisiones y ​​un sistema de percepción con True Redundancy mediante el cual dos subsistemas independientes (dotados de cámaras y radares LiDAR) se combinan para permitir una percepción robusta ante los fallos.

El sistema de conducción autónoma se puede implementar sin limitación geográfica gracias a la tecnología de mapeo Mobileye's Road Experience Management. El mapa patentado se crea a partir de la colaboración colectiva de la red mundial de carreteras y se actualiza de forma continua y automática utilizando datos recopilados por los sistemas avanzados de asistencia al conductor del mercado masivo.

Los vehículos estarán disponibles a partir de los próximos dos años, a partir de 2023, según ha explicado afirma Johann Jungwirth, vicepresidente de Mobility-as-a-Service en Mobileye.

Conversaciones: