Híbridos y Eléctricos

150 KILÓMETROS DE AUTONOMÍA

¿Por qué el Polestar 1 no es un coche eléctrico? ¿O sí lo es?

Thomas Ingenlath, CEO de Polestar, explica por qué el primer modelo de una marca de vehículos eléctricos no es un coche cien por cien eléctrico alimentado exclusivamente por baterías.

Thomas Ingenlath, CEO de Polestar, junto al Polestar 1.
Thomas Ingenlath, CEO de Polestar, junto al Polestar 1.

Polestar debutará en el mercado como una nueva marca de coche eléctricos con el Polestar1, una berlina de lujo, que se fabricará en edición limitada y que, sin embargo, no es un eléctrico puro sino un híbrido enchufable. Thomas Ingenlath, director ejecutivo de Polestar, ha explicado a Electrek porque una marca de coches eléctricos se presenta en el mercado con un híbrido enchufable de lujo que, además, se fabricará como una edición limitada.

Ingenlath quiere promover la movilidad eléctrica y quiere asegurarse de que “nos traslademos lo más posible a la cadena de transmisión eléctrica”. Pero su motivación va más allá; el razonamiento manda y un tren motriz eléctrico es intrínsecamente superior a uno combustión interna. "Es simplemente la cadena de transmisión lógica”.

Entonces, ¿por qué el Polestar 1 no es un coche 100% eléctrico? Presentado en septiembre de 2013 en el Salón de Frankfurt, el Volvo Concept Coupe era un prototipo basado en la plataforma escalable y modular SPA de Volvo, en la que se invirtieron 10.000 millones de euros en I+D y que se convirtió en la base técnica para todos sus futuros modelos. Una plataforma flexible que permitía a diseñadores e ingenieros cambiar los estándares y ser creativos. Gracias as ella, este prototipo, diseñado por Ingenlath e inspirado en el Volvo P1800 de la década de los 60, pudiera disponer de un tren de tracción formado por un motor de gasolina para impulsar las ruedas delanteras y un motor eléctrico alimentado por un batería recargable para impulsar las ruedas traseras. Es decir, lo que luego se convirtió en el Polestar 1, que si hubiese sido un modelo 100% eléctrico “habría significado desechar el plan para construirlo como un GT sobre la plataforma SPA”.

El Polestar 1 empezará a producirse en 2019

¿Realmente el Polestar 1 no es eléctrico?

Axle Stenberg, Director técnico de Polestar, enfatiza la importancia de la parte eléctrica del Polestar 1, un auténtico “precalentamiento” para el resto de los modelos de la marca que sí serán completamente eléctricos. “El Polestar 1, se siente como un coche eléctrico, y debería poder usarse para este fin”. Sus características mecánicas le permiten realizar la mayoría de los desplazamientos sin arrancar nunca el motor de combustión.

Efectivamente, hablamos de un modelo híbrido enchufable de altas prestaciones, con 150 kilómetros de autonomía eléctrica. Los dos motores eléctricos gemelos situados en la parte trasera y la batería de 34 kWh de capacidad. que los alimenta son los responsables de ella, además de una carrocería de fibra de carbono que aligera su peso. En este punto hay que recordar que el Nissan Leaf de primera generación contaba con una batería de 24 kWh. Una autonomía que no ofrece, ni de cerca, ningún híbridos enchufable existente actualmente en el mercado. Para poder recuperarla rápidamente añade un cargador embarcado para la recarga vinculada o de oportunidad, e incluye un cargador rápido en corriente continua de hasta 50 kW de potencia.

Cuando se selecciona el modo de mayor rendimiento, se suma el empuje de un motor de gasolina de dos litros, cuatro cilindros y turboalimentado conectado a las ruedas delanteras con el que alcanza los 619 CV de potencia. En total ofrece 1.000 Nm de par. Unos atributos que se unen a un interior premium de auténtico lujo. Estas características están en en consonancia con su precio, que en España partirá de los 155.000 euros, y de su exclusividad, ya que tan solo se fabricarán 1.500 unidades.

Polestar 1 black exterior, on location

Polestar 2

El segundo modelo de Polestar sí será un coche 100% eléctrico cuyo precio, especificaciones y características llegan directamente para competir con el Tesla Model 3. El Polestar 2 está ultimando las pruebas para la configuración final de su chasis con la vista puesta en su entrada en producción en 2020. Sus dos motores eléctricos, montados en ambos ejes, están alimentados por una batería de 78 kWh de capacidad situada en el piso que homologará 500 kilómetros de autonomía según la norma WLTP. Desarrollarán 300 kW (408 CV) de potencia y ofrecerán tracción a las cuatro ruedas con un par motor de 660 Nm que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos.

Conversaciones: