Híbridos y Eléctricos

DEPORTIVO ELÉCTRICO DE ACCESO

Porsche invertirá 500 millones de euros para la fabricación del 718 eléctrico

Porsche invertirá 500 millones de euros en su planta de Zuffenhausen para dar cobertura a la fabricación del nuevo deportivo eléctrico de acceso, los 718 Boxster y Cayman eléctricos.

Porsche realiza una inversión sobre su planta de Zuffenhausen para la fabricación del 718 eléctrico
Porsche realiza una inversión sobre su planta de Zuffenhausen para la fabricación del 718 eléctrico

El nuevo coche eléctrico deportivo de Porsche está muy cerca. Desde la firma alemana ya han movido ficha y han realizado una importante inversión para adaptar la línea de fabricación de la planta de Zuffenhausen al nuevo modelo 'cero emisiones' que se aproxima. Esta información ha sido revelada a través del medio alemán Automobilwoche.

El actual Porsche 718 en sus dos versiones de carrocería (Boxster y Cayman) dejará de lado su histórica mecánica de gasolina y a partir del próximo año, junto a la nueva generación del modelo, se cobijarán bajo el paraguas de la electrificación pura. Así lo hemos sabido desde hace algunos meses. Estéticamente, este modelo basará su diseño en el prototipo eléctrico presentado por Porsche durante el pasado Salón del Automóvil de Múnich, el llamado Porsche Mission R

Desde la marca alemana, y según han sabido los compañeros del medio alemán mencionado anteriormente, habrían destinado un capital económico de 500 millones de euros para la adecuación de la línea de fabricación de la planta de Zuffenhausen, ubicada cerca de Stuttgart. La próxima generación eléctrica del deportivo de acceso contará con la segunda mayor inversión de la historia de la marca para un vehículo de mecánica eficiente, después de la realizada durante 2018 sobre la misma planta para el ensamblaje del Taycan, la cual contó con un montante de 700 millones de euros.

La producción del nuevo Porsche 718 está programada para que dé inicio el próximo año 2023. Durante ese mismo año se espera la llegada de otra alternativa completamente eléctrica, el Macan, el cual llevará a cabo su fabricación en la planta de Leipzig. Para el año 2025, desde Porsche esperan que, al menos, el 33% de su total de matriculaciones esté capitalizada por coches eléctricos, mientras que para el año 2030 esperan que este porcentaje haya ascendido hasta más allá del 66%. 

Desde Porsche no esconden su descontento con el Grupo Volkswagen por provocar un retraso de un año en el inicio de la fabricación del 718 eléctrico. La complejidad tecnológica que esto supone, así como la necesaria coordinación con el resto de marcas del grupo, han sido las causantes de esto. La lentitud burocrática y tecnológica dentro del propio grupo empresarial automovilístico lleva causando descontentos en las relaciones mutuas bastante tiempo. 

El Porsche 718 tomará su base tecnológica y estética del ya mencionado Mission R, mientras que la plataforma empleada será una modificación de la ya conocida PPE, de desarrollo mutuo junto a Audi, y la cual se utilizará en el próximo Porsche Macan eléctrico. En la planta de Zuffenhausen actualmente ya se ensamblan los modelos Boxster y Cayman con motor de gasolina, por lo que la fábrica continuará con la fabricación del 718 una vez haya dado el salto hacia la electrificación pura. 

Se espera que el nuevo 718 cuente con una autonomía de al menos 400 kilómetros, aunque Porsche admite que este no será un apartado de prioridad para el modelo, ya que el diseño y las sensaciones primarán sobre la mencionada autonomía del modelo. La batería del deportivo de acceso estará firmada por Valmet, a diferencia del Taycan y el Macan, que sellan su confianza con Dräxlmaier. La compañía que suministrará este componente al 718 está actualmente construyendo una planta de fabricación en Kirchardt, la cual dará trabajo a un total de 160 empleados de forma directa. Desde Porsche no se plantean un aumento de puestos de trabajo para enfilar el desarrollo del nuevo deportivo eléctrico, aunque no descartan que una vez las ventas se hayan asentado precisen hacerse con alrededor de 400 nuevos empleados. 

Conversaciones: