PREPARA LA LLEGADA DEL TAYCAN

Porsche pone en marcha su primera estación de carga a 800 voltios

Inaugurados el año pasado, los dos puntos de recarga rápida, capaces de suministrar 350 kW de potencia, ya están operativos en Berlín, en uno de los centros Porsche más importantes del mundo.

Estación de carga en el Porsche Berlin-Adlershof.
Estación de carga en el Porsche Berlin-Adlershof.

Porsche ha anunciado la puesta en funcionamiento de los dos primeros puntos de recarga ultrarrápida, a 800 V, que forman parte de la red de carga que dará servicio a sus nuevos modelos eléctricos. Fueron instalados hace un año en el Porsche Berlin-Adlershof, “uno de los centros de Porsche más modernos del mundo”, según indica el propio fabricante, pero no habían entrado aun en funcionamiento. Los otros dos cargadores estándar, que completaban la estación, sí se pusieron en marcha en el momento de su instalación.

La estación de Berlín está abierta a cualquier vehículo eléctrico que disponga de un conector CCS y disponible a cualquier hora del día, independientemente del horario de apertura del centro en el que está instalada.

La potencia de salida de estos cargadores es, teóricamente, de 350 kW, aunque, por ahora, no puede ser aprovechada en su totalidad por ningún vehículo eléctrico del mercado puesto que no cuentan con un sistema de carga embarcado preparado para ello. La red de carga que Porsche está diseñando eleva el voltaje a 800 voltios, el doble que el utilizado por los vehículos eléctricos de producción actuales. De esta forma se logra mayor velocidad de carga sin ser necesario aumentar el grosor de los cables en el interior del coche, al no variar la intensidad que circula por ellos, lo que evita que se incremente el peso del vehículo. El Porsche Mission E, bautizado definitivamente como Taycan, sí será capaz de alcanzar esta potencia de carga.

porsche-taycan-high_mission_e_2015_porsche_ag

Porsche Taycan

Karsten Sohns, Director General de Porsche Alemania, afirma que la empresa se está preparando rápidamente para el lanzamiento de su primer modelo totalmente eléctrico. “Disponer de una infraestructura de carga adecuada en nuestras instalaciones, y en otras ubicaciones, es un componente esencial de nuestra estrategia”, ha añadido.

Porsche está realizando importantes inversiones en infraestructura de carga. En Estados Unidos y Canadá tiene prevista una red formada por 500 estaciones de carga rápida que debería estar lista para finales de 2019. Estos cargadores se ubicarán en las proximidades de las carreteras principales y en los propios concesionarios, que tendrán la opción de ofrecer a los clientes la carga de forma gratuita.

En Europa, Porsche trabaja con Ionity junto a BMW, Daimler, Ford y Audi (también perteneciente al Grupo VAG), que desplegará 400 estaciones de recarga ultrarrápida antes de finalizar 2020. La primera de ellas fue inaugurada en Alemania hace unos meses. Porsche quiere convertir los vehículos eléctricos en una parte muy importante de sus ventas, de forma que en 2023, aspira a que supongan el 50% de su producción total.

Conversaciones: