Híbridos y Eléctricos

15 MODELOS ELECTRIFICADOS EN 2 AÑOS

PSA apuesta por los híbridos enchufables para cumplir los objetivos de emisiones

PSA apuesta por las versiones híbridas enchufables y eléctricas puras implementadas sobre los mismos modelos que los vehículos de combustión. A partir de 2019, y en tan solo dos años, lanzará al mercado ocho híbridos enchufables y siete eléctricos de baterías.

DS7 Crossback.
DS7 Crossback.

El Grupo PSA prepara sus fábricas para producir una amplia gama de vehículos de bajas emisiones, que cumplan los cada vez más estrictos estándares europeos de contaminación, basándose sobre todo en la tecnología híbrida enchufable. El DS7 Crossback, que llegará al mercado en septiembre de 2019, será el primer modelo que incorpore esta tecnología bajo su capó. Le seguirán el Peugeot 3008 y el 508, el Opel Grandland X y el Citroën C5 Aircross.

Todos los modelos híbridos enchufables de PSA se basan en la arquitectura e-EMP2 que la compañía ha diseñado para vehículos compactos y medianos. Los modelos fabricados sobre la plataforma CMP, más pequeña, darán lugar a variantes completamente eléctricas en lugar de a híbridos enchufables, por razones de costes y complejidad. La tecnología híbrida enchufable arrancará con el DS3 Crossback.

Nuevo DS3 Crossback E-TENSE

Nuevo DS3 Crossback E-TENSE.

El Grupo PSA ha invertido 100 millones de euros en adaptar las plantas para ensamblar sus híbridos enchufables. El Peugeot 3008 y el Opel Grandland X se fabricarán en Sochaux, siendo este el punto de partida para los procesos de producción del grupo. La fábrica de PSA en las cercanías de Mulhouse fabricará las varientes híbridas enchufables del DS 7 y Peugeot 508. El Citroën C5 Crossback se montará en Rennes, Francia, y el Opel Grandland X se producirá también en Eisenach, Alemania.

La estrategia Push to Pass del grupo francés, bajo la batuta de Carlos Tavares, su presidente actual, exige la llegada al mercado de 15 nuevos modelos electrificados antes de 2021, ocho híbridos enchufables y siete eléctricos de baterías. En 2025 todos los modelos del grupo dispondrán de una versión electrificada que no se diferenciarán especialmente en su estética de los modelos de combustión. PSA se ha esforzado por asegurarse de que los compradores no noten la diferencia entre unos y otros preservando el espacio en el maletero —prescindiendo en algunos casos de la rueda de repuesto— y haciendo que la única diferencia visible sea el puerto de carga situado en el lado opuesto a la boca de carga del depósito de gasolina. Una estrategia diferente a la de otros fabricantes como Renault, Volkswagen o Mercedes-Benz que están creando diseños diferentes para su línea eléctrica e incluso submarcas para comercializarlos.

Los ejecutivos de PSA confían en que los híbridos enchufables serán más atractivos para los consumidores que los cien por cien eléctricos, por la mayor autonomía disponible, sus mayores posibilidades de uso y los menores tiempos de carga. “Un punto fundamental a favor de la venta de un híbrido enchufable es la libertad”, ha declarado Olivier Salvat, director del programa PHEV de PSA.

Donde notarán la diferencia será en el precio, pero en PSA están convencidos de que, con el tiempo, el coste total de propiedad de un híbrido enchufable debería ser aproximadamente igual al de un diésel. Para paliar este efecto PSA está pidiendo al gobierno francés que restablezca los incentivos para los híbridos. Francia suspendió la ayuda de 1.000 euros a los híbridos enchufables en 2017 y mantiene la de 6.000 euros para coches eléctricos.

Estrategia “Same part, same process”

Uno de los inconvenientes de los híbridos enchufables es su complejidad técnica ya que incorporan dos trenes de potencia separados, lo que aumenta los costes de producción, que incrementan su precio de venta. PSA asegura haber evitado esta barrera, utilizando una estrategia que llama "la misma parte, el mismo proceso” (Same part, same process).

Salvat asegura que PSA no lanzará un vehículo al mercado que no sea rentable. Para eso “necesitamos crear el proceso de fabricación más eficiente”, ha explicado. Para lograrlo los componentes y procesos de fabricación comunes se utilizan tanto para la combustión interna como para las variantes híbridas. PSA asegura que solo entre el 7 y el 8 por ciento de sus componentes y procesos son específicos de los híbridos: los refuerzos para proteger las baterías, el motor eléctrico montado en línea con la caja de cambios, los componentes del sistema de regeneración de energía y un depósito para capturar los gases de la gasolina cuando el automóvil está en modo eléctrico.

Citroën C5 Aircross Hybrid Concept, un híbrido enchufable que llegará en 2020

Citroën C5 Aircross Hybrid Concept, un híbrido enchufable que llegará en 2020.

Dos versiones del sistema híbrido enchufable

PSA producirá sus híbridos enchufables en dos versiones. Los que cuentan con tracción a las cuatro ruedas dispondrán de un motor de gasolina de 1,6 litros de 200 CV y dos motores eléctricos de 80 kW (110 CV). Los modelos con tracción delantera contarán con un motor de gasolina de 180 CV y ​​un solo motor eléctrico. Un sistema de recuperación de energía durante la frenada podría llegar a aumentar la autonomía eléctrica en aproximadamente un 10%.

PSA no ha proporcionado objetivos de ventas para estos híbridos enchufables. Durante el lanzamiento del DS 7 Crossback PSA anunció que esperaba que aproximadamente el 15% de los compradores eligieran la versión enchufable de tracción en las cuatro ruedas, llamada e-Tense, cuyo precio estará alrededor de los 65.000 euros en su nivel de equipamiento superior, más del doble que el del modelo de gasolina de menor precio.

La normativa europea de emisiones

Los fabricantes buscan cumplir con los estándares de emisiones de dióxido de carbono de la flota establecidos en 95 g/km para 2021, una cifra que podría ser un 30% menos a mediados de la década. 

Los híbridos enchufables contarán para los "súper créditos" de emisiones de la UE, lo que significa que cualquier automóvil que emita 49 g/km de CO2 o menos contará como dos vehículos en 2020, 1,67 en 2021, 1,33 en 2022 y uno en 2023. PSA asegura que sus híbridos cumplen con ese estándar, incluso bajo el nuevo régimen de homologación WLTP, que ha dado como resultado que algunos híbridos enchufables estén por encima del nivel de 49 g/km. El grupo francés prevé que los híbridos enchufables podrían llegar a 1,9 millones de unidades en 2025.

En Europa los híbridos enchufables constituyeron aproximadamente el 0,8% de las ventas totales en 2017. Por ahora se trata de un porcentaje pequeño, pero creciente de las ventas. Según los datos de ACEA (European Automobile Manufacturers' Association) en la Unión Europea más los países de la Asociación Europea de Libre Comercio, que Incluye Noruega aumentaron en un 34% de 2016 a 2017, lo que supone alrededor de 144.000 unidades en un solo año.

Conversaciones: