Híbridos y Eléctricos

ACUERDO MERCEDES-BENZ Y GEELY

Los nuevos coches eléctricos de smart se fabricarán en China

Mercedes-Benz y Geely han acordado crear una empresa conjunta llamada Smart Automobile, sucesora de la conocida marca alemana propiedad de Daimler, que ofrecerá coches eléctricos urbanos premium y conectados.

La nueva smart es propiedad de Mercedes-Benz y Geely.
La nueva smart es propiedad de Mercedes-Benz y Geely.

Mercedes-Benz y el grupo automovilístico chino Geely han establecido una empresa conjunta llamada Smart Automobile Co, para fabricar vehículos eléctricos premium bajo la marca smart, de la que es propietario el grupo alemán Daimler. La empresa permanecerá centrada en ofrecer coches eléctricos y conectados en el segmento B, con el objetivo de cubrir las necesidades de los desplazamientos urbanos, pero ofreciendo un toque premium que los diferencie de la competencia.

El capital social de la empresa se ha establecido en 700 millones de euros, con los que smart pretende convertirse en uno de los líderes en el mercado de la movilidad eléctrica. La contribución económica de cada una de las partes es del 50 por ciento, que en el caso de Mercedes-Benz se cubrirá en su totalidad con la aportación de la marca smart. La junta directiva estará compuesta por seis ejecutivos con la misma representación por ambas partes. La nueva empresa tendrá su sede en la ciudad de Ningbo, en bahía de Hangzhou y ya ha recibido la aprobación de las autoridades regulatorias. La fabricación se realizará íntegramente en China, aunque las ventas también se realizarán en el mercado alemán además del asiático. El CEO de la empresa será Tong Xiangbei, que durante más de 20 años ha trabajado con fabricantes estadounidenses y chinos. Se encargará de las operaciones de ventas, marketing, I+D, producción y postventa.

2019032811460482000

Li Shufu, presidente de Geely y Dieter Zetsche, Presidente del Consejo de Administración de Daimler y Director de Mercedes-Benz.

Nuevos modelos

La nueva generación de modelos de Smart será diseñada por Mercedes-Benz mientras que el desarrollo de ingeniería y suministro de componentes queda a cargo de la red de Geely. Como parte del programa de desarrollo de vehículos, la cartera de productos de Smart se extenderá hasta segmento B de los vehículos utilitarios urbanos, que es el mercado en el que ha tratado de posicionarse smart, con un producto eléctrico, premium, conectado y visualmente diferente.

Dos historias diferentes

Daimler ha intentado hacer de smart un producto rentable. En 2017 decidió convertirla en una marca exclusivamente eléctrica para el mercado estadounidense. Una decisión que trasladaría al mercado europeo en 2020. En septiembre de este año, previamente a la celebración del Salón de Frankfurt, presentó sus nuevos EQ fortwo y EQ forfour, con un diseño renovado y una puesta al día en tecnología y conectividad.

Geely se ha expandido internacionalmente mediante fusiones y adquisiciones desde que compró Volvo en 2010 a Ford. En 2018, se hizo con una participación de casi el 9,7% en Daimler y estableció una empresa conjunta con el fabricante alemán con sede en China.

smart eq fortwo forfour electricos 2020_portada

smart eq fortwo forfour electricos.

Otros fabricantes y otras estrategias para los segmentos A y B

La electrificación de los coches urbanos se está convirtiendo en una obligación para los fabricantes que quieran ofrecer un producto en los segmentos A y B debido a las restricciones de emisiones de acceso en las ciudades. Pero precisamente su condición de vehículos económicos exige unas tasas de ventas elevadas para lograr un mínimo de rentabilidad. La inversión que supone su electrificación no se ve compensada por las ventas. Por esta razón cada grupo automovilístico está atacando este problema económico con soluciones alternativas. Estas deben permitirles o bien vender estos coches más caros o buscar rentabilidad apostando por otras líneas de negocio alternativas.

En esta situación está el Grupo Volkswagen con el Seat Mii eléctrico, el Skoda Citigo y el Volkswagen e-Up!, que cuenta con la venaja de una tecnología ya amortizada en parte. El Grupo PSA se desmarca de esta tipología de vehículo apostando por un cambio radical y por el carsharing y el alquiler, cambiando el modelo de propiedad del automóvil y el alquiler está llegando lenta y gradualmente a Europa. Por su parte, Renault ha afirmado que puede lanzar “con éxito” un coche eléctrico en Europa por menos de 10.000 euros, pero dentro de cinco años.

Conversaciones: