Híbridos y Eléctricos

VOLVO C40 RECHARGE

El segundo SUV eléctrico de Volvo hará triplicar su producción de coches eléctricos

Volvo añadirá un segundo SUV eléctrico a la línea de producción de la fábrica de Gante, el hipotético Volvo C40 Recharge, que hará triplicar la producción de coches eléctricos en dicha factoría de aquí a 2022.

volvo electrico
Volvo XC40 Recharge

La división de turismos de Volvo va a aumentar la producción de coches eléctricos en su fábrica de Gante (Bélgica), hasta triplicar la producción actual. Volvo se ha fijado el objetivo de que la mitad de sus coches sean completamente eléctricos para el año 2025, y es en esa estrategia por electrificación donde se enmarca el incremento de producción de sus fábricas.

La compañía sueca pronto va a incorporar a la producción un segundo modelo eléctrico de batería (BEV), además del XC40 Recharge eléctrico que ya se vende actualmente. Este nuevo coche eléctrico compartirá plataforma con el XC40 Recharge, previsiblemente se llamará Volvo C40 Recharge y podríamos estar ante un SUV eléctrico compacto con carrocería estilo coupé.

El próximo mes de marzo conoceremos más detalles de este segundo modelo eléctrico de Volvo. Hasta entonces, lo que ya sabemos es que la llegada de este nuevo SUV eléctrico hará multiplicar por tres la producción de coches eléctricos de aquí a 2022 en la fábrica de Volvo en Bélgica, donde también se fabrica el XC40 Recharge. Para el año 2022 los coches totalmente eléctricos representarán alrededor del 60 % de la capacidad de producción total de dicha factoría.

El año pasado Volvo produjo 194.890 coches en la fábrica de Gante, entre los cuales se incluyen 6.604 unidades del XC40 Recharge eléctrico y 36.905 unidades de la versión híbrida enchufable del modelo, según datos de la compañía. El resto correspondió a las versiones únicamente con motor de combustión del XC40 y del V60.

Sólo coches eléctricos para el año 2030

En 2020 la línea de modelos Recharge (los coches híbridos enchufables y eléctricos de la marca) duplicó sus ventas respecto a 2019, alcanzando las 115.436 unidades. De este total, 4.659 correspondieron al XC40 Recharge eléctrico. Los modelos Recharge representaron el 17 por ciento del volumen total de Volvo a nivel global, una cifra notable pero por debajo del 20 por ciento que se habían fijado como objetivo para 2020.

Aún así, Volvo sigue siendo uno de los fabricantes que más clara tiene su apuesta por la electrificación. La firma sueca planea lanzar un nuevo coche eléctrico cada año de aquí hasta 2025, año en el que espera que la mitad de sus ventas mundiales sean coches totalmente eléctricos y la otra mitad sean híbridos. La marca espera haber vendido un millón de vehículos eléctricos antes de 2025, y para el año 2030 quiere que su gama esté compuesta exclusivamente por coches eléctricos.

Conversaciones: