DISPONIBLE POR AHORA EN BERLÍN

Sixt utilizará la recarga móvil con bicicletas Chargery para sus coches eléctricos

La empresa de alquiler Sixt, que cuenta en su oferta con varios modelos eléctricos, ha invertido en Chargery, una startup alemana que ofrece un servicio de recarga móvil basado en bicicletas que remolcan una batería.

El servicio de recarga móvil de Chargery con bicicletas que transportan una batería.
El servicio de recarga móvil de Chargery con bicicletas que transportan una batería.

La empresa alemana de alquiler de vehículos Sixt ha adquirido una participación en Chargery, una startup con sede en Berlín, que ofrece un servicio móvil para la recarga de coches eléctricos. Chargery se vale de un remolque en el que transporta una batería y un punto de recarga móvil que se traslada arrastrado por una bicicleta.

Chargery cuenta entre sus inversores con empresas tan importantes como Daimler, DriveNow y VW Commercial Vehicles. Sixt afirma que, a cambio de una baja inversión, recibirá un servicio que le ayudará a recargar los vehículos eléctricos de su flota de alquiler, ampliando así su autonomía.

La empresa Chargery ha creado un sistema basado en una bicicleta que transporta, sobre un remolque, una batería y un punto de recarga. Este ofrece una potencia de carga de 3,7 kW. La bicicleta traslada el remolque hasta el lugar en el que se encuentra el coche eléctrico. El remolque permanece allí hasta completar la recarga de su batería y ser recogido de nuevo. Según la empresa la operación puede demorarse aproximadamente cuatro horas y media. Paralelamente ofrece un servicio de limpieza de automóviles que puede ser particularmente interesante para las flotas de vehículos compartidos.

Sixt afirma que, a cambio de una baja inversión, recibirá un servicio que le ayudará a recargar los vehículos eléctricos de su flota de alquiler, ampliando así su autonomía. Por ahora esta opción está presente únicamente en Berlín. Sin embargo, Chargery cuenta con otros clientes como Daimler, Skoda y el servicio de carsharing de BMW DriveNow, que le ayudarán a expandir el servicio a otras ciudades.

El remolque de Chargery permanece en el lugar en el que está aparcado el coche eléctrico hasta finalizar la recarga

El remolque de Chargery permanece en el lugar en el que está aparcado el coche eléctrico hasta finalizar la recarga.

Sixt ha sido pionera en la incorporación de vehículos eléctricos a su flota. En ella dispone de modelos como el BMW i3, el BMW i8, además de otras opciones híbridas e híbridas enchufables. En Alemania ofrece la posibilidad de alquilar el Tesla Model S, gracias a un contrato firmado con la empresa californiana.

Sixt y BMW fundaron en 2011 la empresa de carsharing DriveNow que actualmente cuenta con 6.000 vehículos. Con el inicio de las negociaciones para la fusión de DriveNow y Car2Go, BMW compró todas las acciones de Sixt por 420 millones de euros.

El proyecto de Chargery y Volkswagen

Entre los inversores de Chargery se encuentra también Volkswagen Commercial Vehicles, cuya participación asciende a 50.000 euros y que incluye un acuerdo de colaboración entre ambas empresas.

Su objetivo es lanzar un proyecto piloto conjunto de carga descentralizada. Por ejemplo, los propietarios de una Volkswagen e-Crafter podrán recargar su furgoneta eléctrica durante la noche donde deseen, sin necesidad de regresar al parque de carga de su empresa o desplazarse hasta un punto de recarga.

Conversaciones: