Híbridos y Eléctricos

DESARROLLO Y FABRICACIÓN DE BATERÍAS

SK Innovation y Solid Power se alían para fabricar baterías de estado sólido para coches eléctricos

SK Innovation ha apostado por la receta patentada de electrolito sólido de Solid Power. Esta se presenta como una de las grandes futuras inversiones de cara a dar salida a las próximas baterías de estado sólido al sector de los coches eléctricos.

SK Innovation y Solid Power firman una asociación para desarrollar y fabricar baterías de estado sólido para coches eléctricos
SK Innovation y Solid Power firman una asociación para desarrollar y fabricar baterías de estado sólido para coches eléctricos

El sector de los fabricantes de baterías se encuentra actualmente en auge y con importantes acuerdos en ciernes. Hace unos días conocimos la asociación entre CATL y BASF de cara a desarrollar el reciclaje de las baterías de los coches eléctricos; también hemos podido saber sobre la unión entre BASF y SVOLT para favorecer la innovación y la fabricación de estos dispositivos. Y hoy nos llega una nueva asociación entre empresas tecnológicas de baterías, ya que SK Innovation y Solid Power unen sus fuerzas para desarrollar y fabricar de forma conjunta las baterías de estado sólido para vehículos eléctricos

Dicha fabricación y desarrollo de baterías de estado sólido se llevará a cabo utilizando la tecnología de electrolitos patentada por Solid Power. El objetivo principal de la unión es validar los procesos de producción de electrolitos en este tipo de baterías, así como trabajar juntos en el desarrollo y mejora de la tecnología de estos dispositivos. Toda esta conjunción ha salido a la luz a través de un comunicado oficial realizado por Solid Power. 

La receta patentada por Solid Power dio mucho que hablar, pues ha conseguido reemplazar el electrolito líquido de una batería de iones de litio convencional en favor de su propio electrolito patentado, un electrolito de estado sólido y del que aseguran que es notablemente más estable y seguro en un mayor rango de temperaturas. Además de esto, otro de sus beneficios es que ofrece una densidad energética mayor, lo que a la hora de darle un uso real, repercutirá directamente en una mayor autonomía para el vehículo en el que esté instalada la batería. 

A esta receta propia de Solid Power aún le queda trabajo para ser finalizada y puesta en circulación, algo para lo que se ha asociado con SK Innovation, de cara a culminar el desarrollo de la batería de manera conjunta, así como trabajar en su validación y producción, con vista a entregar los primeros prototipos a los propios clientes fabricantes de coches eléctricos que tienen ambas firmas en cartera. La intención por parte de las dos empresas es conseguir, además de lo ya mencionado, que se pueda comercializar a un menor coste. 

Parte de este acuerdo implica la inversión por parte de SK Innovation de 30 millones de dólares en Solid Power. Todo esto implicará que Solid Power podrá autorizar a SK Innovation la utilización de su tecnología patentada, así como la práctica y la integración del material de electrolitos sólidos en nuevos procesos de fabricación y desarrollo de celdas ya existentes. Gracias a esto, desde Solid Power esperan generar una importante cantidad de ingresos de I+D y ventas de muestras de electrolitos desde el próximo año 2022. A día de hoy, esta empresa tiene acuerdos comerciales con fabricantes como Ford o BMW

Aún es pronto para determinar el buen futuro que puede llegar a tener este tipo de baterías, pues todavía deben presentar un prototipo estable y finalizado que demuestre su potencial, así como que su nivel económico se encuentre dentro del mismo espectro que aún se sitúan las actuales de iones de litio. Lo que sí queda claro es que gracias a SK Innovation podrá dar un importante salto en el avance del desarrollo de la misma y en proporcionar salida a su fabricación, ya que esta firma cuenta a día de hoy con una importante infraestructura de producción. 

Conversaciones: