Híbridos y Eléctricos

PENDIENTE DE PATENTE

Así suena el primer muscle car eléctrico, el Dodge Charger Daytona SRT Concept

Uno de los eventos más esperados de la Monterey Car Week era la presentación física del primer muscle car eléctrico de Dodge. Un prototipo que cuenta con un novedoso sistema que simula el bramido típico de un V8.

Dodge-Charger_Daytona_SRT_Concept-Trasera
Dodge sabe de la importancia de un buen rugido para un muscle car, aunque este sea eléctrico

Estamos en un momento de inflexión. La próxima generación de muscle car supondrá un antes y un después en el planeta automovilístico americano. Los grandes motores V8 cederán su sitio a los propulsores 100% eléctricos. Todas las marcas ya preparan sus primeras unidades, aunque Dodge ha sido la primera en entregarnos un prototipo funcional y sonoro. El Charger Daytona SRT Concepto adelanta muchos conceptos de diseño y tecnología, incluyendo el sonido falso que emitirá por su sistema de escape eléctrico. Esta es la primera vez que lo podemos oír.

El honorable momento ha tenido lugar durante las últimas horas de la Monterey Car Week, uno de los eventos más exclusivos celebrados en Estados Unidos. Para la cita Dodge había anunciado que acudiría con algo completamente revolucionario. La marca americana ya ha confirmado que su próxima generación de sus muscle car, el Dodge Charger y el Dodge Challenger, se volverán 100% eléctricos. Una ruptura de la tradición que no dirá adiós a todos los conceptos básico de los coches músculo que son patrimonio nacional.

Hace unos días que pudimos ver Charger Daytona SRT Concept a través de las primeras imágenes presentadas por Dodge. En el generoso dossier de prensa la marca americana exponía un sistema de escape con cámara Fratzonic. Un revolucionario sistema pendiente de patente que suplirá el bramido natural de los muscle car. Aunque no se han especificado muchos detalles, aunque sí se ha anunciado un sonido capaz de alcanzar los 126 decibelios capaz de imitar el rugido del poderoso SRT Hellcat de 707 caballos.

Durante el acto de presentación hemos podido descubrir que sí, que a pesar de ser eléctrico el SRT Concept ofrece un rugido atípico. Un bramido diferente que ofrece tonalidades similares a los actuales V8. Destaca el ruido al “ralentí” y a baja velocidad, pero sobre todo el estruendoso grito a la hora de dar gas. El prototipo no ha escatimado en ruido, dejando bien patente que el hecho de volverse eléctrico no significa dejar atrás uno de los pilares básicos de todo muscle car: presencia, potencia y ruido.

A pesar de ello no es el clásico y natural sonido de escape de un V8 atmosférico. El rugido parece bastante más artificial, aunque como todavía está pendiente de completar el desarrollo, imaginamos que es un paso previo a lo que será capaz de ofrecer en la versión de producción. Sin duda lo más complicado será sincronizar el ruido con el acelerador y los diferentes modos de conducción que se puedan ofrecer. Todavía habrá que esperar un poco para ver la solución definitiva, pues Dodge ha anunciado que el el Charger eléctrico no llegará antes de 2024.

Conversaciones: