Híbridos y Eléctricos

PARA LOS PEDIDOS CERRADOS ANTES DEL 15 DE OCTUBRE

Tesla cubrirá el incentivo fiscal de los pedidos que no entregue antes de fin de año

Tesla reembolsará la diferencia con el incentivo fiscal ofrecido por el gobierno de Estados Unidos a aquellos clientes con los que comprometió la entrega antes de finalizar el año y que, por lo tanto, tiene derecho al subsidio completo de 7.500 dólares.

Tesla se hará cargo de la diferencia del incentivo fiscal estatal en caso de retrasarse la entrega de sus pedidos.
Tesla se hará cargo de la diferencia del incentivo fiscal estatal en caso de retrasarse la entrega de sus pedidos.

Elon Musk, CEO de Tesla, se ha comprometido con sus clientes a reembolsarles la diferencia con el crédito fiscal ofrecido por el gobierno federal en caso de que la entrega de su pedido se demore más allá del 1 de enero. De esta forma el fabricante californiano asume la responsabilidad del retraso que puedan sufrir los vehículos confirmados antes del 15 de octubre, para los que garantizó la concesión de la ayuda fiscal y la entrega antes de que acabase el año.

El incentivo fiscal que ofrece el gobierno de los Estados Unidos por la compra de un coche eléctrico está limitado a las primeras 200.000 unidades vendidas por cada uno de los fabricantes. Posteriormente el crédito inicial de 7.500 dólares —6.500 euros—, al que tienen derecho los coches eléctricos de Tesla, se reduce gradualmente en un 50 por ciento cada seis meses, hasta su eliminación completa.

Tesla, consciente de que alcanzaría el límite de las ayudas, y de que a partir de ese momento se reduciría a 3.750 dólares, anunció que todos los pedidos confirmados antes del 15 de octubre de 2018 tendrían acceso a los 7.500 dólares de ayuda del gobierno, asegurando además que las entregas se producirían antes de que finalizase el año.

Sin embargo, a falta de tan solo una semana para que finalice el año, algunos de los clientes que realizaron sus reservas antes del 15 de octubre han mostrado sus dudas sobre la fecha de entrega a través de las redes sociales, aludiendo además a una falta de comunicación por parte de la empresa.

Elon Musk, a través de Twitter, ha respondido a un usuario que le ha preguntado qué ocurrirá si sus coches no llegaban a tiempo. “Si nos comprometimos a entregar el coche antes de fin de año y el cliente se esfuerza para facilitar la entrega, Tesla cubrirá la diferencia del crédito fiscal”, ha respondido el CEO de Tesla. Es decir, Tesla descontará del precio los 3.750 dólares de diferencia para igualar el incentivo federal.

Además, y también a través de Twitter, Musk aseguró que la compañía también entregaría todos los pedidos del Tesla Model 3 Mid Range, presentada en octubre, antes de finales de año, con lo que tendrán derecho al crédito federal, tal y como se comprometió en su día. Esta nueva versión tan solo necesita una modificación en la batería para reducir el número de celdas respecto a la Long Range, junto con algunas actualizaciones del software, por lo que la producción se inició inmediatamente después de su presentación con un plazo de entrega de entre 6 y 10 semanas.

En las últimas semanas, y ante el incremento de pedidos del último trimestre del año, Tesla ha puesto en marcha varias iniciativas para cumplir con sus compromisos de entrega. Así por ejemplo, ofrece un tour por la Gigafactoría 1 a los clientes que recojan allí sus vehículos eléctricos, o un nuevo programa que permite la compra y la entrega en cinco minutos. También ha extendido el programa de referidos para la adquisición de sus vehículos a través de un cliente, que da derecho a descuentos y servicios.

Conversaciones: