Híbridos y Eléctricos

ANUNCIADO POR ELON MUSK A SUS EMPLEADOS

El Tesla Model 2 llegará en 2023 y Elon Musk quiere que lo haga sin volante

El coche eléctrico de 25.000 dólares de Tesla empieza a tomar forma con el anuncio de Elon Musk a sus empleados de su llegada en 2023. Pero el dirigente quiere ir más allá para convertirlo en el primer coche sin volante que fabrique, puesto que será completamente autónomo.

Tesla Model 2 sin volante
El Tesla Model 2 puede ser el primer coche eléctrico del fabricante que prescinda del volante y los pedales.

El Tesla Model 2 es el sueño de Elon Musk: el coche eléctrico, económico y destinado al mercado de masas que imaginaba en su Plan Maestro se va a convertir en realidad. Y podría hacerlo incluso cumpliendo otro de los hitos de Musk siendo el primer coche del fabricante sin volante ni pedales, es decir, el primero en el que el Autopilot alcanzará un nivel 5 de conducción autónoma. Así se lo ha explicado a sus empleados el directivo en una reunión celebrada ayer con toda la plantilla.

El Battery Day (día de la batería) celebrado el año pasado por Tesla se ha convertido en el punto de inflexión de todos los planes del fabricante y de su CEO, Elon Musk. Allí confirmó que uno de los objetivos claves de su plan maestro, el coche eléctrico de 25.000 dólares, se convertirá en una realidad. Musk ha demostrado que sus planes acaban cumpliéndose, pero también que los retrasos que sufren en sus hojas de ruta están a la orden del día. En ese escenario, el CEO también advirtió que sería un coche completamente autónomo.

Precisamente, lograr que un coche eléctrico fabricado por Tesla reduzca su precio a esa cantidad es fruto del esfuerzo que está haciendo el fabricante por reducir el precio de las baterías. Las celdas 4680 dan como resultado una batería más potente, con mayor capacidad energética y más barata. Las innovaciones en materiales, diseño y procesos de fabricación han dado lugar a una pequeña obra maestra de ingeniería que reduce sustancialmente los costes de producción. Tesla asegura haber logrado una reducción del 56% por kWh en el coste de fabricación

Un modelo de entrada a la gama más económico que el Model 3 es casi una necesidad para la marca si quiere pasar de ser un fabricante premium a competir en el mercado con el Volkswagen ID.3, con el veterano Nissan Leaf o con la oferta de Stellantis, Renault, Kia e Hyundai. Todos ellos pertenecientes a un segmento crucial para las cuentas de los fabricantes. El habitualmente conocido como Tesla Model 2 se diseñará, se desarrollará y se fabricará en China, y se venderá en todo el mundo. Por eso, el fabricante ha intentado reclutar trabajadores allí para arrancar el proyecto.

Boceto tesla coche pequeño

bottom:1px dotted #d6d6d6;padding-bottom:5px;margin-bottom:25px;">Primer boceto del Model 2 lanzado por Tesla.

 

Tesla comenzó incluso a aceptar propuestas de diseñadores externos para este coche el verano pasado y a publicar ofertas de trabajo relacionadas con su desarrollo. En esas fechas, el fabricante lanzó un boceto del diseño inicial del pequeño hatchback eléctrico que daba una pista sobre las formas y los volúmenes que Tesla buscaba para él. Desde China han llegado incluso informaciones sobre que la producción comenzaría de manera inminente, algo que realmente no parece que se vaya a producir.

Todos estos rumores pasan ahora a un segundo plano con el anuncio de Elon Musk a sus trabajadores, según ha podido conocer la web Electrek. Una primera fecha en el calendario, 2023 se convierte en el objetivo para el inicio de la producción del coche eléctrico de 25.000 dólares de Tesla. En su discurso, Musk vinculó el lanzamiento del Model 2 (aunque todavía no es este su nombre oficial) al logro de un sistema de conducción autónoma completa. “¿Queremos que este coche venga con volante y pedales?", llegó a preguntar a sus empleados. Una insinuación sobre la posibilidad de que este sea el primer de sus coches eléctricos que alcance un nivel 4 (sino 5) de conducción autónoma.

Actualmente Tesla está trabajando en el lanzamiento de la beta de su nuevo software de conducción autónoma completa, que supuestamente podría estar lista para finales del mes de septiembre. Una vez que esta nueva actualización esté disponible y que todavía requerirá la atención del conductor, se irá mejorando gracias a los datos que recibirá de los usuarios del programa de pruebas y se irá convirtiendo en un sistema más seguro que la conducción humana. El objetivo es demostrar su conveniencia y lograr la aprobación del regulador para que permita que pueda usarse como un sistema de conducción autónoma completo. El progreso de este proceso determinará si el Tesla Model 2 vendrá o no con volante y pedales.

Conversaciones: