Híbridos y Eléctricos

PATRULLAJE SIN EMISIONES

La policía nacional de Tailandia añade los Tesla Model 3 eléctricos a su flota

La policía tailandesa quiere virar hacia una movilidad eléctrica, con menos emisiones e incluso con más prestaciones, para lo cual ha incorporado a su flota varias unidades del Tesla Model 3. Eso sí, a un precio bastante elevado.

La policía nacional de Tailandia añade los Tesla Model 3 eléctricos a su flota
La policía nacional de Tailandia añade los Tesla Model 3 eléctricos a su flota

La policía nacional de Tailandia ha comenzado a apostar por una movilidad eléctrica, sin emisiones locales, y lo ha hecho incorporando a su flota de coches patrulla siete unidades del Tesla Model 3, la berlina eléctrica más popular de Tesla y del mundo a día de hoy.

Lo ideal para los cuerpos y fuerzas de seguridad de los diferentes estados sería tener una flota de vehículos solventes, ágiles y relativamente rápidos que les permita ofrecer una respuesta rápida cuando necesite. Si a ello le añadimos que los vehículos no tengan emisiones contaminantes, sería la guinda del pastel.

Algo así ocurrirá con la policía nacional tailandesa, según hemos podido saber recientemente, que pasará a incorporar a su flota siete unidades del Tesla Model 3 mediante leasing. Según los datos publicados por las autoridades tailandesas, el contrato del leasing durará 5 años con un coste total de 2,49 millones de euros. Es de suponer que en el precio ya se incluyen las modificaciones necesarias en cuanto a rotulación, luces, sirenas, radio y demás equipación policial. 

Haciendo los cálculos, cada coche costará a las autoridades tailandesas alrededor de 355.000 euros, unos 71.000 euros al año. Según Compare The Market, Tailandia es el segundo país más caro del mundo para comprar un coche eléctrico, solamente por detrás de Singapur. En Tailandia, un Tesla Model 3 LR cuesta alrededor de 110.000 euros, casi el doble de lo que cuesta en España.

Thai-Police-Tesla-Model-3

Tesla Model 3 de la policía tailandesa. | Imagen: DriveTeslaCanada.

No es el primer cuerpo policial que ya cuenta en sus filas con un modelo eléctrico. En Estados Unidos son varios los departamentos de policía que utilizan el Model S y/o Model 3, incluyendo el Departamento de Policía de Fremont, la ciudad donde se encuentra la fábrica principal de Tesla en California. 

En algunas ciudades como Bargersville o Westport, la policía patrulla en un Model 3 Performance, un modelo cuyas prestaciones permiten se lo ponen bastante complicado a los malos.

Además de las ventajas a nivel medioambiental, la adopción de vehículos eléctricos permite reducir los costes de mantenimiento y de combustible, lo que puede significar ahorrarse miles de euros o dólares cuando hablamos de coches que suele estar moviéndose constantemente.

Conversaciones: