Híbridos y Eléctricos

NUEVAS CLÁUSULAS PARA EL CONTRATO

Tesla y Panasonic hacen las paces: seguirán trabajando juntos en la Gigafactoría de Nevada

Las nuevas cláusulas del contrato especifican, en el corto plazo, las capacidades de producción de Panasonic y el volumen de pedidos de Tesla, y alargan la relación al menos 10 años más allá de alcanzar la máxima producción de la Gigafactoría de Nevada.

La Gigafactoría 1 de Tesla y Panasonic situada en el desierto de Nevada empezó a construirse en 2014 y arrancó la producción en 2017.
La Gigafactoría 1 de Tesla y Panasonic situada en el desierto de Nevada empezó a construirse en 2014 y arrancó la producción en 2017.

Tesla y Panasonic han firmado un nuevo acuerdo que modifica su colaboración en la Gigafactoría de Nevada durante los próximos tres años. Con Tesla intentando independizarse de la compañía japonesa para producir sus propias baterías y Panasonic dudando sobre la rentabilidad del proyecto, este acuerdo se establece como la firma de la paz entre ambas empresas. En él se fijan las nuevas condiciones respecto a la capacidad de producción de Panasonic y a los volúmenes de compra de celdas por parte de Tesla durante los próximos tres años. A largo plazo, se fija la expiración del contrato 10 años después de lograr la máxima capacidad de producción de la instalación.

La Gigafactoría 1, situada en el desierto de Nevada, arrancó su producción en 2017, tres años después de que se iniciaran los trabajos de construcción. Con el tiempo se ha convertido en la fábrica de baterías de iones de litio más grande del mundo. De la inversión total de la instalación, unos 6.000 millones de dólares, Panasonic puso inicialmente 1.600 millones para alcanzar una capacidad de producción de celdas de batería de 35 GWh. Sin embargo, lograr este objetivo no fue precisamente un camino de rosas y la relación entre las dos empresas comenzó a tambalearse.

Los términos del nuevo acuerdo

Los protagonistas no han anunciado los datos exactos que se especifican en la firma de este nuevo contrato de colaboración. Para los próximos tres años, el nuevo acuerdo establece las capacidades de producción a las que tendrá que llegar el fabricante japonés y los volúmenes de pedidos que deberá alcanzar Tesla, acordes con su producción de vehículos eléctricos.

Además, el acuerdo también estipula la relación de ambas compañías en el largo plazo. El contrato principal se ha modificado para que finalice 10 años después de que Panasonic alcance ciertos hitos en los niveles de producción. Un cambio que reduce las tensiones entre ambas empresas después de unos meses tormentosos en su relación.

Interior de la Gigafactoria de Tesla

Interior de la Gigafactoria de Tesla.

La relación Tesla-Panasonic

En los últimos años, Tesla ha realizado una serie de movimientos que parecían confirmar su intención de prescindir de Panasonic para la fabricación de las celdas de las baterías de sus coches eléctricos.

Con la adquisición del proveedor de baterías Maxwell Technologies en mayo el año pasado, Tesla daba un paso importante en esta independencia. Otra de las razones por las que la relación se encontraba en una fase inestable es el Proyecto «Roadrunner», hasta hace poco llevado en el más estricto de los secretos. De la mano del equipo de Jeff Dahn, su objetivo es producir celdas de batería con mayor densidad de energía que las actuales y a gran escala, con un coste de producción inferior a los 100 dólares/kWh. Según los rumores, la nueva tecnología se introducirá a principios de 2021 a una escala de producción mayor que el de las Gigafactorías. Además, en la web de Tesla también aparecieron publicadas diferentes ofertas de trabajo para contratar técnicos de baterías y expertos en investigación y auditoría.

Para Panasonic, la inversión ha tardado más de lo previsto en generar los beneficios que ahora aporta. Esta circunstancia es solo consecuencia de que, finalmente, Tesla ha logrado escalar la producción de sus coches eléctricos, con el consiguiente aumento de la demanda de baterías. Los planes de crecimiento deberían llevar a que la instalación fuese capaz de alcanzar los 105 GWh de capacidad en celdas y 150 GWh en baterías empaquetadas, aprovechando el auge de las ventas de Tesla.

Próximamente, Tesla celebrará el “Battery Day”, un evento en que el fabricante proporcionará más información sobre la nueva química de las celdas, su disposición en módulos y su empaquetamiento definitivo. También hará público el calendario para lograr alcanzar una producción de 1 TWh al año.

Cátodos libres de cobalto del Laboratorio Nacional de Argonne

Tesla se asegura el suministro del cobalto

El cobalto de Glencore

Tesla también ha cerrado el contrato que estaba negociando con la compañía suiza Glencore, para poder garantizar el suministro de cobalto a largo plazo para las baterías de la nueva Gigafactoría 3 de China y a su nueva instalación en Alemania.

Conversaciones: