Híbridos y Eléctricos

NUEVO PLAN DE REDUCCIÓN DE GASTOS

Tesla se quedará sin liquidez en 10 meses si no engorda sus cuentas

Las malas previsiones económicas de Tesla se hacen explícitas a través de un correo que Elon Musk ha enviado a sus empleados, en el que les advierte de la necesidad de reducir costes al máximo para evitar posibles problemas financieros y falta de liquidez.

Elon Musk, CEO de Tesla.
Elon Musk, CEO de Tesla.

Tesla pondrá sus gastos a una severa dieta con el objetivo de engordar sus cuentas. Elon Musk asegura que si no reducen costes, la compañía se quedará sin efectivo en 10 meses, según un correo electrónico enviado a todos los empleados de Tesla obtenido por Reuters. 

Tesla terminó el primer trimestre de 2019 con 2.200 millones de dólares en efectivo. Pero la compañía perdió 702 millones de dólares, por lo que Musk dijo en abril que la compañía tendría que seguir una “dieta espartana”. A principios de mayo Tesla obtuvo una inyección de capital de 2.700 millones de dólares para ayudar a la compañía a mantenerse a flote.

“Las medidas de reducción de costes son necesarias a pesar de haber recaudado 2.700 millones de dólares a principio de este mes”, dijo Musk en el correo electrónico. “Esta inyección de capital no durará lo suficiente si seguimos quemando efectivo al ritmo de los tres primeros meses del año”, indicó. 

En este sentido, Musk explicó en el correo electrónico que Zach Kirkhorn, el nuevo director financiero, y él mismo, revisarán personalmente todos los gastos que abone la cuenta corriente de la compañía, incluidas piezas, salarios, gastos de viaje, alquiler, etc. “Es fundamental examinar cada gasto, sin importar lo pequeño que sea”, aseguró Musk. En el correo, Tesla también dijo a todos los empleados que tienen unas semanas para revisar sus gastos y encontrar formas de hacer mejoras urgentes. 

No es la primera vez que Musk ejecuta un plan de reducción de costes. En junio de 2018 despidió al 9% de la plantilla y en enero de 2019 a otro 7%. A lo que se sumó una reducción de los precios de sus modelos eléctricos y el cierre de la mayoría de sus tiendas físicas, así como el despido de personal de ventas. Pero como estas medidas no tuvieron el impacto deseado, en pocos días, Tesla volvió a subir los precios y a mantener la mayoría de las tiendas operativas.

El nuevo plan de recorte de gastos se produce después de un año agitado para Tesla, que ha visto a analistas e inversores poner en duda su capacidad para producir, vender y entregar suficientes automóviles para mantener una ganancias sostenibles.

Conversaciones: