Híbridos y Eléctricos

SEGÚN IBERDROLA

El tiempo necesario para tramitar puntos de carga de coches eléctricos en España es inadmisible

Según Iberdrola, actualmente en España es necesario un plazo de entre 20 y 30 meses para tramitar de manera completa la instalación de puntos de carga para coches eléctricos.

Se necesitan hasta 30 meses para tramitar la instalación de un punto de carga de coches eléctricos.
Se necesitan hasta 30 meses para tramitar la instalación de un punto de carga de coches eléctricos.

Iberdrola, a través de su Directora Global de Smart Mobility, Raquel Blanco, ha criticado los plazos de tiempo necesarios en España para tramitar puntos de carga para coches eléctricos. Lo ha hecho en un seminario celebrado por la división española de Nissan y en el que han intervenido personas relevantes del ámbito público y privado como Borja Carabante, Delegado de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, la propia Blanco y Manuel Burdiel, Director de Ventas de Nissan.

Blanco ha señalado que en la actualidad las tres administraciones tienen que intervenir en el proceso de tramitación de puntos de carga públicos, lo que ralentiza sobremanera todo el transcurso del procedimiento y acaba por transformarse en una diligencia de hasta 20 y 30 meses en total.

Raquel Blanco ha destacado el compromiso de todas las administraciones con la movilidad sostenible, pero pide "agilizar la tramitación de los puntos de recarga para vehículos eléctricos en la vía pública. En su tramitación intervienen las tres administraciones y se tarda entre 20 y 30 meses en conseguir los permisos. Iberdrola tiene, ahora mismo, más de 2.000 puntos de recarga en tramitación que ya podrían estar operativos".

La Directora Global de Smart Mobility ha declarado que Iberdrola tiene el objetivo de liderar el desarrollo de la recarga pública, y con ello eliminar barreras al usuario final. Tras aprobar un plan de 150 millones de euros de inversión, pondrán en marcha 50.000 puntos de recarga, con más de 2.500 de ellos públicos, para que el hábito sea similar al de ir a una gasolinera. "Pensamos que el eléctrico es para ciudad, pero también sirve para los desplazamientos interurbanos con una buena infraestructura de recarga".

Ha señalado Blanco, además, que el mero hecho de que existan puntos de carga visibles y disponibles de manera múltiple en la vía pública supondrá un impulso al coche eléctrico, ya que "que los puntos sean visibles hace que la gente se plantee la compra de un eléctrico".

Nissan Ariya.
El Nissan Ariya es el coche eléctrico más avanzado de Nissan en la actualidad.

Borja Caravante, Delegado de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, ha señalado, a su vez, que es vital el "despliegue de la infraestructura por parte de los actores públicos y privados. La administración pública debe desplegarla y ayudar a ello, subvencionándola y no poniendo obstáculos".

Los desafíos del coche eléctrico más allá de los puntos de carga públicos

El coche eléctrico, como relevo natural de coches alimentados por diésel y gasolina, tiene varios desafíos ante sí antes de poder proclamarse como el medio de transporte personal más popular. Entre ellos, además del precio de adquisición y de autonomías más competentes, está el de un correcto despliegue de puntos de recarga que permitan un uso más libre y despreocupado de los mismos en el día a día, sobre todo teniendo en cuenta que gran parte de la población no tiene acceso a un punto de carga doméstico.

En este sentido, y con coches eléctricos que en la actualidad ya disfrutan de autonomías reales que rondan o superan con creces los 400 kilómetros, y cuya potencia de recarga hace de viajes de larga distancia un trámite más agradable, tan sólo resta que la oferta de coches eléctricos se complete por la parte baja del mercado.

Los tres modelos coches eléctricos que el Grupo Volkswagen fabricará en España.
Adelanto de los tres coches eléctricos que el Grupo Volkswagen fabricará en España.

Hay fabricantes que ya trabajan en ello, como el Grupo Volkswagen, que a través de SEAT ha sentado las bases para desplegar en España la infraestructura industrial necesaria para fabricar aquí los coches eléctricos más asequibles de Skoda, Volkswagen y CUPRA.

Conversaciones: