ESPERAN A QUE SE ESTABILICEN LAS AYUDAS

Toyota está lista para convertir sus coches híbridos en enchufables, pero el mercado no

Toyota podría lanzar versiones híbridas enchufables de todos sus nuevos modelos, pero considera que el mercado no está preparado para ello.

El Toyota Prius Prime es un modelo híbrido enchufable comercializado en Estados Unidos.
El Toyota Prius Prime es un modelo híbrido enchufable comercializado en Estados Unidos.

Audi, Volkswagen, Volvo, BMW, Mercedes-Benz, Peugeot, Citroën, DS, Opel… Todas ellas y muchas otras, además de haber anunciado el lanzamiento de una nueva generación de vehículos 100% eléctricos, han incluido los híbridos enchufables como una pieza clave en sus planes industriales. Mientras que las marcas premium ya tienen, desde hace años, un extenso catálogo de modelos PHEV en el mercado, el grupo francés PSA ha anunciado la electrificación de modelos como el Peugeot 3008, el Citroën C5 Aircross, el Opel Grandland X o el DS 7 E-Tense a través de la tecnología plug-in hybrid.

En cambio Toyota, marca líder en cuanto a ventas de coches híbridos se refiere, todavía no desea apostar por este tipo de propulsores. Los motivos los ha revelado Matt Harrison, Vicepresidente de Ventas y Marketing en Toyota Europa, en una entrevista concedida a Automotive News Europe. Según Harrison, Toyota está atenta a los cambios en la legislación porque “en un minuto los PHEV son muy atractivos debido a los incentivos y al siguiente dejan de serlo”. Para el fabricante japonés, “sin incentivos estables a día de hoy, el sobrecoste de un híbrido enchufable es una barrera para nuestros clientes”.

El único modelo híbrido enchufable que comercializa Toyota en la actualidad es el Prius Prime, pero únicamente lo hace en determinados mercados de Estados Unidos y con cunetagotas en unos pocos países de Europa. Comparándolo con el Prius híbrido, la versión enchufable del mismo –aunque con algunos cambios en la carrocería y el equipamiento– tiene un sobrecoste de 2.400 dólares (unos 2.100 euros). Esta diferencia se ve neutralizada en la mayoría de los casos por las ayudas gubernamentales –también conocidas como créditos federales– y por el menor coste de propiedad de la versión Prime. En cambio, para Toyota, este tipo de vehículos no tienen razón de ser en un mercado como el europeo, donde todavía la legislación no está favoreciendo la venta de híbridos enchufables respecto a los híbridos sin conexión que tiene Toyota en el mercado.

A esto hay que añadir la dificultad que tendrán los enchufables a la hora de comercializarse en el mercado de segunda mano. “La demanda de coches híbridos enchufables usados es bastante reducida hoy en día debido a que no existen beneficios reales para los usuarios que compren un PHEV usado”, asegura Harrison. “Pero cuando cambien las circunstancias, nuestra plataforma TNGA estará preparada”, aseveró. El directivo confirmó que los ingenieros de Toyota han ideado la arquitectura TNGA para que pueda albergar motores híbridos enchufables. Así pues, Toyota podría lanzar versiones plug-in hybrid de todos sus nuevos modelos basados en esta plataforma –como el C-HR, el Corolla o el RAV4– siempre y cuando el mercado esté preparado para ello.

Conversaciones: