Híbridos y Eléctricos

PROBLEMAS EN LAS RUEDAS

El problema por el que Toyota no ha vendido ni un solo bZ4x eléctrico en agosto ya está solucionado

Habiendo fabricado sólo unos pocos miles de unidades, Toyota hizo una llamada a revisión para el bZ4X eléctrico por un defecto grave. Ya lo ha solucionado y ha retomado su fabricación en serie.

Toyota-bZ4X-2023_01
Toyota reinicia la producción del bZ4X eléctrico tras solucionar su fallo de seguridad

Toyota ha dicho que reanudará la producción de su primer SUV eléctrico de producción, el Toyota bZ4X, tras haber solucionado los problemas de seguridad que obligaron a retirarlo temporalmente del mercado apenas unas semanas después de su lanzamiento.

El fabricante japonés, que recientemente ha vuelto a reiterar su postura conservadora respecto a los coches eléctricos, retiró el pasado mes de junio 2.700 unidades del bZ4X en todo el mundo tras descubrir que existía riesgo de que las ruedas del coche se soltaran. Una situación poco habitual en una marca que suele estar muy alto en los rankings de fiabilidad. La mayoría de los coches, unos 2.200, circulaban por Europa.

En la llamada a revisión, Toyota hacía el siguiente aviso: «El perno de la llanta puede aflojarse debido a giros bruscos continuados o frenazos repentinos. Por lo tanto, si se mantiene esa conducción se generará un ruido anormal en la rueda que, en el peor de los casos, puede llegar a desprenderse del propio eje».

Ayer jueves, Toyota comunicó al Ministerio de Transporte de Japón que se ha asegurado de que los pernos de los bujes defectuosos se han sustituido y se han apretado correctamente en todas las unidades afectadas. Como es lógico, también han subsanado el error en todos los nuevos vehículos que se fabriquen en adelante.

Toyota-bZ4X-2023_02
Toyota ha subsanado el error y en unas semanas volverá a poner el bZ4X en el mercado

De manera paralela, Toyota ha anunciado que durante la llamada a revisión también había identificado y solucionado un posible problema con los airbags del coche. En algunos coches se habían instalado incorrectamente de fábrica y corrían el riesgo de no funcionar adecuadamente, pudiendo causar lesiones a los pasajeros a pesar de que se desplegaran. El problema, que afectaba a un número indeterminado de vehículos, ha sido localizado y corregido.

Masahiko Maeda, director de tecnología de Toyota, pidió disculpas por las molestias causadas a sus clientes: «Nos disculpamos de nuevo por la preocupación, la ansiedad y las molestias que hemos causado a nuestros clientes, nuestros concesionarios y nuestras partes interesadas». 

Subaru, cuyo modelo Solterra comparte plataforma y tecnología con el bZ4X, también tuvo que hacer una llamada a revisión de su modelo.

Toyota había paralizado las ventas del bZ4X, un modelo que inaugura una nueva era en la marca con la familiar 'bZ', las siglas de 'beyond Zero'. La compañía volverá a ponerlo en el mercado japonés el próximo 26 de octubre. No especificaron cuándo se reanudará su comercialización en Europa. En España el Toyota bZ4X sólo está disponible mediante renting/suscripción, con un contrato que se realiza a través de KINTO One, la empresa de renting de Toyota, durante un periodo de 48 meses.

Conversaciones: