Híbridos y Eléctricos

FALTA DE FINANCIACIÓN

Alerta: ¡Volkswagen podría abandonar el proyecto de la planta baterías de Sagunto!

Cuando todo el mundo estaba preparando un fuerte desembarco económico, el proyecto de la planta de baterías de Sagunto (Valencia) parece entrar en un vía muerta. Volkswagen se plantea una retirada ante la falta de apoyos económicos.

Planta-Baterías-Sagunto-Acuerdo
Los abrazos y las alegrías se han tornado en una tensa relación que busca solución

El pasado 5 de mayo se confirmaba un rumor que todo el mundo daba casi por hecho. España se convertiría en uno de los centros de producción de baterías más importantes del Grupo Volkswagen. Los alemanes se fijaron en Sagunto, Valencia, para levantar la tercera de sus seis grandes factorías en Europa dedicadas exclusivamente a la producción de baterías para coches eléctricos. La localización, la experiencia en mano de obra y las ayudas económicas fueron los factores determinantes para llegar a tan importante acuerdo. Sin embargo, Volkswagen acaba de anunciar que está replanteándose la decisión si el Gobierno no cumple con las ayudas económicas pactadas.

Los planes iniciales contemplaban un inicio de operaciones en el año 2026 con una puesta en marcha de las obras a lo largo del primero trimestre del año que viene. Con los terrenos ya seleccionados, todo el mundo se preparaba para la llegada de un centro que había prometido 3.000 trabajos directos y muchos más indirectos. Con el objetivo de alcanzar una producción anual de 40 GWh de baterías, todo está en el aire ante una desavenencia entre la empresa alemana y el Gobierno central por la posible falta de apoyos gubernamentales.

Cuando una empresa como Volkswagen se plantea una operación de esta magnitud contempla diversos factores. El económico es fundamental. Aunque los alemanes corran con casi toda la inversión, también esperan ciertos beneficios por parte de las autoridades que ayuden a sufragar parte del inmenso gasto que supone construir tales instalaciones. El por entonces CEO de Volkswagen, Herbert Diess, esperaba una inyección de al menos 700 millones, pero finalmente, de confirmarse el formato de ayudas en el PERTE del vehículo de cero emisiones, tan sólo recibiría entre 300 y 380 millones.

Pedro-Sanchez-Baterías-Sagunto
El propio Pedro Sánchez acudió al acto de presentación de la fábrica de baterías de Sagunto

Seguimos hablando de una cantidad significativa de dinero, pero para Volkswagen no es suficiente. Los alemanes tienen propuestas de otros países que pueden resultar mucho más satisfactorias para ellos. Los fondos del PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica) para la movilidad eléctrica presentaron una resolución provisional el pasado mes de agosto que concedía una ayuda total de 167,31 millones de euros. En el caso de la fábrica de Sagunto la colaboración podría subir hasta los 380 millones, aunque todo el mundo esperaba que la cifra exacta se presentaría el pasado 3 de octubre, algo que no ocurrió.

Durante estas semanas las negociaciones han tomado mucho peso en el día a día del Ministerio de Reyes Maroto y en el palacio de la Moncloa, pero las cifras le siguen sin cuadrar a Volkswagen, que se muestra con un profundo malestar por la actitud del Gobierno. En este momento la decisión depende de un hilo y todas las partes implicadas se encuentran negociando, aunque parece poco probable que acabe llegándose a la cifra de 700 u 800 millones que la empresa alemana consideraría aceptable. Todavía estamos pendientes de la resolución de los fondos PERTE para la movilidad eléctrica, que siguen acumulando retrasos ante los numerosos problemas surgidos.

La tensión es máxima, nadie quiere cambiar el proyecto, pero a Volkswagen no le temblará el pulso si no ve el apoyo pactado desde un principio. A pesar de las malas noticias que podría suponer, los de Wolfsburgo han dejado claro que la cancelación del proyecto de Sagunto nada tendría que ver con los planes para la fabricación de coches eléctricos en las plantas del grupo en España. Landaben en Pamplona, y Martorell en Barcelona tienen firmados y cerrados sus planes para los próximos años. La remodelación de las plantas dará como resultado el inicio de la producción a partir de 2025, algo que no va a cambiar.

Conversaciones: