BASADO EN LA FAMILIA I.D.

Volkswagen se plantea lanzar versiones de alto rendimiento de sus coches eléctricos

Volkswagen podría lanzar una versión de alto rendimiento de uno de los coches eléctricos de la nueva familia I.D. El momento y el modelo elegidos dependen de la velocidad a la que evolucione la tecnología.

Volkswagen I.D. Crozz.
Volkswagen I.D. Crozz.

Volkswagen está evaluando lanzar una versión R, de alto rendimiento, basada en uno de los modelos de su nueva familia de coches eléctricos, denominada I.D. Para que su comercialziación sea todo un éxito, el fabricante alemán quiere elegir el momento y el vehículo adecuados, dependiendo de la evolución de la tecnología y de las características de cada modelo. Por ahora ninguna de estas dos variables está decidida.

“Si hacemos una versión R eléctrica de uno de nuestros nuevos modelos, será la adecuada o, de lo contrario, no tendrá sentido”, ha declarado a Autocar Jost Capito, jefe de la división R de Volkswagen. Tras el éxito del ID R Pikes Peak en la pasada edición del Pikes Peak, en la que batió todos los récords existentes, se ha demostrado que los vehículos eléctricos tienen un gran futuro en la competición. Para Sven Smeets, director deportivo de Volkswagen, “este proyecto es una demostración de lo que será la familia I.D. y de lo que R aportará a un futuro eléctrico. Nuestra idea era convencer a la gente de que los coches eléctricos no son aburridos y lo hemos conseguido“.

La velocidad a la que se desarrolla la tecnología eléctrica es, actualmente, demasiado elevada como para establecer un objetivo concreto y hacerlo realidad. Según Capito, “en algún momento hay que decir: esto es lo que queremos, definirlo e ir por ello". Para poder tomar la decisión correcta es necesario un compromiso entre el rendimiento deportivo del automóvil, la duración de la batería y su usabilidad como automóvil convencional. El equilibrio entre estos tres factores ayudará a determinar el momento y el modelo elegido para esta transformación.

I.D.

Volkswagen I.D.

Para la elección del modelo hay que tener en cuenta la definición de un vehículo de alto rendimiento. La clave fundamental está en el espacio necesario. Según Capito, crear una variante R es diferente con la tecnología eléctrica que con los motores de combustión. La tecnología y ubicación de la batería, y los motores a los que alimenta, requieren necesidades de espacio y situación diferentes.

La familia I.D. está compuesta por cuatro miembros: el primero es el Volkswagen I.D., un vehículo compacto, presentado en 2016, que llegará al mercado en 2020; el segundo es el I.D. Buzz, una furgoneta eléctrica para ocho ocupantes, presentada en 2017; el I.D. Crozz es un todocamino eléctrico de gran tamaño, presentado también en 2017; y por último, el I.D. Vizzion, presentado este mismo año, es una berlina eléctrica y autónoma que llegará en 2022.

De ellos, los dos candidatos con mayores posibilidades para convertirse en una versión R son el I.D y el I.D. Crozz, que, por su tamaño y su doble motorización eléctrica, podrían facilitar el desarrollo de una versión más deportiva.

Conversaciones: