Híbridos y Eléctricos

EN LAS SERIES 60 Y 90

Volvo aumenta hasta los 90 kilómetros la autonomía de sus híbridos enchufables

El nuevo sistema Recharge híbrido enchufable de Volvo incrementa la potencia del motor eléctrico trasero y la capacidad de la batería que lo alimenta, logrando que la autonomía en modo eléctrico alcance los 90 kilómetros en el ciclo WLTP y en función del modelo.

hibrido enchufable phev volvo recharge
Volvo ha elevado la capacidad de la batería y ha aumentado la potencia del motor eléctrico trasero de los híbridos enchufables de la serie 60 y 90 para alcanzar hasta 90 kilómetros de autonomía en modo eléctrico.

En lo modelos híbridos enchufables de las series 60 y 90, Volvo ha introducido un nuevo tren de potencia que eleva la autonomía en modo eléctrico hasta los 90 kilómetros, dependiendo del modelo, de la orografía de los recorridos y de la forma de conducción. De esta manera, la mayoría de los propietarios de un Volvo híbrido enchufable no tendrán problemas para completar sus recorridos diarios por la ciudad sin necesidad de poner en marcha el motor de combustión.

Según los estudios de la empresa de consultoría Sigma, que incluyen estadísticas sobre los recorridos medios diarios en China, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido, un conductor medio de un vehículo premium no recorre más de 50 kilómetros cada día. Esta estadística refleja que un vehículo híbrido enchufable que sobrepase sensiblemente esta cifra no necesitará utilizar el motor de combustión para desplazarse durante la semana, siempre y cuando el propietario disponga de un punto de recarga vinculado. Un estudio realizado entre los clientes muestra que los híbridos enchufables de Volvo Cars ya circulan aproximadamente la mitad del tiempo en modo eléctrico puro.

Con este objetivo, Volvo ha trabajado en su nuevo tren de potencia Recharge para híbridos enchufables que ya está disponible para sus modelos de las series 60 y 90. En concreto se utilizará en todos los modelos Volvo Recharge de arquitectura escalable de productos (SPA), que incluye los modelos Volvo S60, V60, XC60, S90, V90 y XC90 Recharge.

Las mejoras más importantes que se han introducido en él son dos. El primero es una batería de mayor capacidad, que pasa de 11,6 kWh a 18,8 kWh. La segunda es un nuevo motor eléctrico trasero, más potente, que ahora es capaz de desarrollar hasta 108 kW (145 CV). En combinación con el motor de gasolina, la potencia total combinada es de 350 CV para la serie Recharge T6 y de 455 CV para la serie Recharge T8. Esta última cifra convierte este sistema de propulsión en el más potente que jamás haya fabricado Volvo.

La mejora del motor eléctrico del sistema Recharge, que se encarga de impulsar las ruedas traseras, aumenta su potencia en un 65 %, lo que según la marca se traduce en una mejora del rendimiento y de la conducción en todas las situaciones. El sistema completo también mejora el rendimiento y la seguridad cuando se emplea la tracción total, sobre todo a baja velocidad, en situaciones de baja adherencia, o cuando se tira de un remolque, que son las que exigen una mayor capacidad de tracción y estabilidad.

También se ha actualizado el motor de gasolina T8 turboalimentado para aumentar la eficiencia del combustible y el rendimiento. Esto significa mayor potencia a bajas revoluciones y en el inicio de la marcha, así como una conducción eléctrica más suave y con menores emisiones de CO2.

autonomia hibrido enchufable phev volvo recharge

El nuevo tren de propulsión híbridos enchufable de Volvo eleva la autonomía eléctrica hasta los 90 kilómetros.

Pero las mejoras no se restringen únicamente al aspecto mecánico. La electrónica de potencia también ha sido retocada de manera que ahora es posible contar con una conducción con un solo pedal en algunos de los modelos de estas series. De esta manera, la experiencia de conducción puede verse favorecida en la ciudad, ya que no exige al conductor el empleo del pedal del freno para detener el vehículo. Se trata de una función que ya estaba disponible en los modelos 100 % eléctricos de Volvo y que ahora se implementa también en los híbridos enchufables.

 

La nueva cifra de autonomía eléctrica homologada en el ciclo WLTP supone que muchos de los propietarios de un Volvo híbrido enchufable no tendrán necesidad de poner en marcha el motor térmico de sus coches (salvo en situaciones excepcionales de demanda de potencia) y podrán moverse durante toda la semana en modo eléctrico. Esta circunstancia ofrece un potencial para la reducción de las emisiones de CO2 de alrededor de un 50 % en el ciclo WLTP.

Según Henrik Green, director de Tecnología de Volvo Cars, “en 2021 no deberíamos tener que depender de la gasolina o el diésel para los desplazamientos diarios”. El objetivo del fabricante es vender 1,2 millones de vehículos en todo el mundo para mediados de esta década y que al menos la mitad de ellos sean eléctricos puros. La meta para 2030 es convertirse en un fabricante de vehículos exclusivamente eléctricos.

Conversaciones: