Híbridos y Eléctricos

PRUEBAS EN CARRETERA

La furgoneta eléctrica XBUS se retrasa, pero la empresa pretende sacar partido de ello

Electric Brands pretende sacar partido del retraso al que se están viendo obligados a someter a la XBUS, su furgoneta eléctrica, para lanzar un producto más maduro al mercado.

La XBUS eléctrica comienza su fase de pruebas.
La XBUS eléctrica comienza su fase de pruebas.

Electric Brands presentaba el verano pasado la versión de producción de su furgoneta eléctrica, la compacta y asequible XBUS. En base a toda la información que la empresa alemana detalló meses atrás, la XBUS debería haber dado comienzo a su comercialización a estas alturas. Sin embargo la actual crisis de abastecimiento que afecta a todo el sector ha acabado por retrasar los planes de la empresa alemana.

No obstante, lejos de detener la actividad en torno a la XBUS, Electric Brands ha iniciado nuevas actividades con el fin de aprovechar el impuesto retraso para implementar cambios y mejoras sobre la variante inicial de la furgoneta en cuestión.

Así lo explica el CEO de Electric Brands, Martin Henne: "Hace tres años nos propusimos cambiar la movilidad a largo plazo. No vamos a renunciar a ello, ni siquiera en la pandemia." Seguía comentando: "Especialmente con el telón de fondo del problema de los proveedores a nivel mundial, es aún más importante para nosotros centrarnos en una calidad extremadamente alta. Aprovechamos esta oportunidad".

Estas son las dos unidade prototipo encargadas de efectuar las pruebas en carretera.
Estas son las dos unidades prototipo encargadas de efectuar las pruebas en carretera.

Entre otras cosas, Electric Brands quiere sacar partido de este retraso para realizar un número de pruebas considerablemente mayor que el previsto inicialmente. Recordemos que no se trata de un turismo corriente, pues su peso final, aún por concretar, la harán encuadrarse presumiblemente dentro de las categorías L7e o L6e, dependiendo de la especificación por la que el cliente fina opte. El fabricante también realizará pruebas de choque adicionales, cuyos resultados se publicarán a la postre.

En la actualidad, Electric Brands está llevando a cabo pruebas en carretera de las versiones de la categoría L7e, en la que se encasillan a los cuadriciclos ligeros con masa igual a superior a 450 kilos, aunque también habrá versiones más ligeras que deberán homologarse como L6e. El siguiente prototipo en someterse a las pruebas en carretera será el de carrocería de tipo camper (a priori más pesado que los L7e), y dicen que este ya se encuentra bajo en fabricación, mientras que de manera paralela están desarrollando "otros productos", según comentan.

Entre las mejores a implementar después de este retraso, Electric Brands pretende instalar mejores sistemas de seguridad activa y pasiva en la XBUS, entre los que se encuentra un nuevo y mejor control electrónico de estabilidad.

XBUS rodando.
Furgoneta eléctrica XBUS.

Aun con el retraso que está experimentando Electric Brands con el lanzamiento de la XBUS, no se descarta del todo que las primeras entregas se puedan llevar a cabo dentro de este mismo ejercicio, presumiblemente a finales del mismo. Según especifica la marca, el ensamblado final de la XBUS tendrá lugar en su línea de producción en Alemania, a donde llegan las piezas prefabricadas y posteriormente se procede a la producción de la XBUS

Para cuando fue anunciada (en un principio iba a denominarse eBussy), Electric Brands anunció un precio cuya tarifa de partida arrancaba en 16.000 euros relativos a la más básica de las versiones. Dependiendo del esquema técnico elegido y de la configuración de la carrocería, el precio puede subir tanto como hasta 32.000 euros.

Conversaciones: