Híbridos y Eléctricos

A CAMBIO DE ACHATARRAR UN COCHE DE COMBUSTIÓN

Mientras el Plan Moves 3 olvida las bicicletas eléctricas, Francia plantea una ayuda de 2.500 euros

Aunque no es una medida definitiva, la Asamblea Nacional de Francia ha aprobado de manera preliminar un plan que plantea ofrecer una ayuda de 2.500 euros para la compra de una bicicleta eléctrica a cambio de achatarrar un viejo coche de combustión.

2500 euros bicicletas electricas en Francia
La gama de bicicletas eléctricas de la francesa Peugeot arranca precisamente en 2.500 euros.

En una votación todavía preliminar, la Asamblea Nacional de Francia acaba de aprobar una subvención de 2.500 euros para aquellos que decidan sustituir un viejo coche de combustión por una nueva bicicleta eléctrica. El objetivo es retirar de la circulación los vehículos más contaminantes del parque móvil galo y además liberar espacio poniendo en marcha vehículos más ecológicos y mucho más pequeños.

Según publica Reuters, la propuesta aparece como una enmienda al proyecto de ley sobre el clima que se está tramitando en el parlamente francés que tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% en 2030 respecto a los niveles de 1990. Plantea ofrecer una ayuda para la compra de bicicletas eléctricas siempre y cuando a cambio se entregue un viejo coche de combustión para que sea desguazado.

El objetivo de la esta nueva ley es doble. El primero y más evidente es retirar de la circulación vehículos antiguos e ineficientes, que generalmente circulan por las ciudades contaminando su aire, y sustituirlos por bicicletas eléctricas cero emisiones, ayudando así a reducir las emisiones contaminantes allí donde son más perjudiciales. El segundo es liberar espacio en las calles de las ciudades al reducir el número de coches que circulan por ellas y aumentar el de bicicletas.

La cuantía de la ayuda que se propone por cada transacción es de 2.500 euros. Teniendo en cuenta el precio actual de las bicicletas eléctricas en un mercado en auge, esta cantidad significaría que, en algunos casos, puedan salir prácticamente gratis. El abanico de posibilidades es, sin embargo, muy amplio. Si se opta por adquirir una bicicleta fabricada en Europa, el precio será más elevado por lo que la ayuda dará para menos. Así por ejemplo, la nueva colección de bicicletas eléctricas presentadas por la francesa Peugeot parte justo de esa cantidad. Sin embargo, si se opta por una bicicleta más económica, muchas de ellas fabricadas en China o por ejemplo, la más vendida en Amazon, el precio es incluso inferior a la ayuda.

PEUGEOT_eT01_CrossOver_D9_YPU309

la bicicleta eléctrica Peugeot eT01 CrossOver D9 tiene un precio de 2.499 euros.

Los legisladores han aprobado esta propuesta en una votación preliminar. Según la Federación Francesa de Usuarios de Bicicletas (FUB) si se adopta definitivamente, Francia se convertirá en el primer país del mundo en ofrecer a sus ciudadanos la oportunidad de cambiar un vehículo viejo por una bicicleta eléctrica. “Por primera vez se reconoce que la solución no es hacer que los coches sean más ecológicos, sino simplemente reducir su número”, ha afirmado Olivier Schneider, miembro de la FUB.

¿Podría pasar algo parecido en España?

El año pasado, la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE) remitió al Gobierno una carta solicitando el estímulo del uso de las bicicletas eléctricas como un medio de transporte seguro y saludable, apropiado durante la pandemia del Covid-19. En ella, también proponían la implementación de ayudas directas a la compra, reducción del IVA y exenciones impositivas en el IRPF a aquellos trabajadores que las utilicen para acudir a su ocupación.

Sin embargo, el recientemente presentado Plan Moves III se ha olvidado de las ayudas a las bicicletas eléctricas. Por ahora, estas quedan relegadas a las que ofrezca cada administración local. Sí existe un apartado para ellas en el Plan de recuperación, transformación y resiliencia presentado por el presidente del Gobierno. En su apartado C1.12 propone la implantación de sistemas de préstamo de bicicletas eléctricas para su uso en la movilidad obligada en medio urbano. Esta inversión se encuentra dentro del Componente 1 que se implementa como plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos y está dotado de 6.539 millones de euros.

Conversaciones: