Híbridos y Eléctricos

ESQUEMA ELÉCTRICO DE BOSCH

Schwinn Vantage FXe: el longevo fabricante lanza una interesante bicicleta eléctrica commuter

Aunque parezca ausente, Schwinn tiene una reforzada gama de bicicletas eléctrica de entre las que destaca la llegada de la Vantage FXe, una sencilla pero capaz commuter con un competente sistema eléctrico de Bosch.

Schwinn Vantage FXe
Schwinn Vantage FXe

En un limbo entre nuevas apuestas de pequeñas empresas emergentes y auténticos gigantes de la industria del pedal con sus propuestas premium en el campo de las bicicletas eléctricas, parece haberse quedado Schwinn. Se trata de un fabricante de bicicletas cuya fundación se remonta al año 1895, habiendo tenido el año pasado su 125 aniversario como marca, y aunque mediáticamente se ha visto enterrada por firmas más punteras y atractivas, la longeva Schwinn sigue su periplo comercial a la última, y entre los que destaca su último lanzamiento, la Vantage FXE.

Se trata de una bicicleta eléctrica cuyo objetivo es servir al ciclista en sus cometidos diarios a una velocidad relativamente alta, es decir, es una bicicleta eléctrica de concepto commuter. Con ella la firma pretende ofrecer una alternativa a aquellos que necesiten desplazarse por carretera de manera rápida al trabajo, universidad o cualquier otro desplazamiento diario.

Para diseñar la Vantage FXE el fabricante americano ha prescindido de florituras, y aunque el resultado final no se puede decir que resulte insulso, lo cierto es que es fácil encontrar bicicletas eléctricas en su rango de precio que resulten más llamativas. Aunque lo cierto es que aquellos que buscan usar una bicicleta eléctrica diariamente buscan la funcionalidad por encima de la imagen. Aun siendo discreta la Vantage FXe resulta ciertamente atractiva; está acabada en negro mate y tiene toques de color marrón en su cuadro y el perfil de los neumáticos que dar carácter al conjunto.

Schwinn Vantage FXe.

Schwinn Vantage FXe.

Como en todas las bicicletas de tipo commuter, en la Vantage FXe de Schiwnn no encontramos ni una horquilla delantera ni una suspesión integrada en el cuadro con las que la bicicleta eléctrica transmita menos al ciclista las irregularidades del firme. Ello lo intenta compensar Schiwnn con su tecnología SRT (Smooth Ride Tech). Se trata, básicamente, de una pieza de goma que se sitúa en la abrazadera del sillín y ofrece hasta 15 milímetros de recorrido. Con ella Schiwnn absorverá parte de las sacudidas y vibraciones que recibirá el ciclista circulando a las velocidades medias y altas para las que está pensada la Vantage FXe

Como en toda bicicleta eléctrica el principal protagonista es su esquema eléctrico firmado en su totalidad por Bosch, por lo que la Vantage FXE no decepciona en este apartado. En su pedalier encontramos un motor eléctrico modelo Performance Line Cruise de 250 W de potencia, que se alimenta de una batería PowerPack de 400 Wh. El paquete de baterías no se camufla en el tubo inferior de la Vantage FXE, sino que el paquete se acopla donde normalmente se fija la sujeción para bebidas.

No habla el fabricante de hasta qué distancia es capaz de asistir eléctricamente al pedaleo, aunque en Estados Unidos sí declaran que es capaz de ayudar al ciclista hasta los 32 kilómetros por hora.

De entre el resto de componentes principales destacan los neumáticos Kenda con el característico perfil marrón, cadena KMC, cambio y transmisión SRAM de 11 velocidades y unos frenos de disco de accionamiento mecánico con discos de 160 milímetros de diámetro.

Todo lo anterior lo ofrece el longevo fabricante americano por un precio de 3.499,99 dólares, que al cambio se traducen a 2.878 euros, y aunque en estos momentos se encuentra agotada, se puede comprar a través de Amazon.

Conversaciones: