Híbridos y Eléctricos

ESTA ES SU HISTORIA

Scott Patron eRide, una bicicleta eléctrica diseñada al servicio de la innovación y la tecnología

Scott ha creado una bicicleta eléctrica que lleva al máximo la integración de los componentes con una suspensión que funciona en el interior del cuadro. Esta es la historia de la gestación de una de las bicicletas más tecnológicas del mercado.

creacion Scott Patron eRide-portada
El diseño de la bicicleta eléctrica Scott Scott Patron eRide es todo un homenaje a la integración, y responde a las necesidades de innovación y tecnología que incorpora.

Cuando se presentó la nueva bicicleta eléctrica Patron eRide, el fabricante suizo Scott prometía establecer un nuevo estándar en el campo de la integración. La inserción del amortiguador trasero en el interior del cuadro, el nuevo Bosch Smart System con un motor y una batería que parecen formar parte de él y el enrutado de los cables por su interior, hacen honor al lema principal de la empresa: “Innovación. Tecnología. Diseño”. Lo completan un elegante manillar y un sistema de iluminación integrado. Una bicicleta eléctrica que tiene toda una historia de desafíos tras ella.

Fred Rul, diseñador industrial y responsable desarrollo de esta bicicleta, explica que el secreto ha sido empezar a trabajar en ella desde cero. El objetivo era lograr bajar todo lo posible la posición del centro de gravedad, lo que mejora la conducción y contrarresta los efectos del mayor peso de una bicicleta eléctrica, propiciado sobre todo por la batería y el motor que deben situarse lo más bajo posible.

Scott Patron eRide cuadro

El cuadro de la Scott Patron eRide está creado desde cero para lograr su propósito.

La amortiguación integrada en el cuadro

De todas las características innovadoras que trae consigo la Scott Patron eRide, la amortiguación integrada en el cuadro es el elemento más especial. El fabricante la ha ocultado perfectamente en el tubo superior logrando algo más que eliminar un elemento que afea el diseño. También libera espacio y da más libertad para ubicar el motor y la batería (e incluso un soporte para una botella de agua). De esta manera logra una geometría completamente novedosa, con un alcance de 473,6 mm un ángulo de la cabeza de 65°, un ángulo del tubo del asiento de 76,9° y una vaina de 454 mm, todo ello sobre ruedas de 29 pulgadas.

Scott Patron eRide amortiguacion integrada

La amortiguación integrada permite redefinir la forma del cuadro y de los componentes eléctricos.

El sistema de amortiguación trasero tiene poca influencia en la posición que adopta finalmente el centro de gravedad de la bicicleta, por lo que era lógico moverlo hacia el cuadro, de manera que así fue posible alcanzar un recorrido de 160 mm. Además de suponer toda una declaración de intenciones en cuanto a la integración se refiere, de esta manera el cuadro puede recibir un diseño diferente que permite un montaje diferente del motor y la batería.

Una batería para todas las tallas, y un motor situado lo más bajo posible

La alimentación proviene de una batería Bosch de 750 Wh de capacidad, un 20 % extra sobre los modelos anteriores que ha obligado a los ingenieros a montar una acumulador físicamente más grande sin modificar las proporciones del tubo inclinado, todo ello manteniendo la cuatro tallas del cuadro que se ofrecerán. En cuanto al motor eléctrico que asiste al pedaleo, la Patron eRide implementa el Bosch Performance Line CX que ofrece 85 Nm de par y hasta un 340 % de asistencia.

Scott Patron eRide motor y bateria

La posición girada del motor permite que la batería de alta capacidad sea común a todos los tamaños de cuadro.

La ubicación de estos componentes fue precisamente uno de los mayores retos del equipo de diseño. Lo primero, para lograr incluir una batería de gran capacidad en todas las tallas en las que se ofrece el cuadro de la patrón eRide sin que por ello se comprometa el rendimiento. Para ello, el motor se giró de manera que está colocado verticalmente y se sostiene desde abajo. De esta forma se mantiene bien protegido ante golpes o salpicaduras, lo que resulta vital en una bicicleta eléctrica pensada para rodar por todo tipo de terrenos. Además deja espacio para que la batería, que se extrae por abajo, pueda caer y como resultado esta no tiene impacto en el manejo de la bicicleta y se adapta a todas las tallas.

Las opciones que ofrece Scott para la patrón e-Ride son en total siete con cuatro tamaños de cuadro que van desde la talla S a la XL. Dos versiones femeninas, Contessa Patron eRIDE 910 y 900, y cinco masculinas, Patron eRIDE 920, 910, 900, 900 Tuned y 900 Ultimate. La Patron eRIDE estará disponible en las tiendas en enero de 2022.

Conversaciones: