Híbridos y Eléctricos

DESARROLLADO POR REVONTE

Sistema One Drive: bicicletas eléctricas con cambio automático CVT y motor integrado

Revonte trabaja con varios clientes para probar su sistema One Drive que incluye en una misma unidad dos motores eléctricos, uno de asistencia y otro que alimenta una transmisión continua automática similar a un CVT.

One Drive System de Revonte
Revonte está convencido del futuro del accionamiento integrado. Su sistema One Drive está siendo probado exhaustivamente por varios fabricantes. Foto: Revonte.

A finales del año pasado, el conocido suministrador de la industria del automóvil Valeo aterrizaba en el sector de las bicicletas eléctricas presentando el Valeo Smart E-Bike System, un sistema de motor y transmisión automático integrados con siete velocidades más una marcha atrás. Un concepto revolucionario que ya introdujo en 2019 Revonte, una empresa finlandesa a la que ha afectado la pandemia del coronavirus retrasando el desarrollo del sistema One Drive. Ahora, tras el parón, un grupo de sus futuros clientes está realizando pruebas para validarlo y ponerlo en el mercado en 2022.

El sistema integrado de transmisión continua y totalmente automático de Revonte hizo su debut en 2019, anunciando que comenzaría a comercializarse en 2020. Tras los retrasos que prácticamente han paralizado el mundo en 2020, la empresa finlandesa ha crecido rápidamente de manera que el sistema está actualmente ya en la fase de pruebas reales. Uno de los clientes que está ayudando al desarrollo del sistema es Tunturi, una empresa que forma parte del grupo Accell, también finlandés con la que “nos es muy fácil comunicarnos”, asegura Leon Westenberg, Gerente Técnico de Ventas de Revonte. Otra de las empresas que colabora es Lavelle Bikes, un fabricante británico conocido por sus elegantes bicicletas urbanas o EAV, un fabricante especializado en bicicletas eléctricas de carga.

Estos “embajadores”, como los llama Westenberg, cuentan actualmente con la primera generación del sistema One Drive (el modelo A). Si estas primeras pruebas son satisfactorias para ellos, recibirán pronto la segunda evolución (el modelo B), que también será entregado a otros clientes. Finalizada esta fase, Revonte espera poder arrancar la producción en serie antes de la temporada 2022.

El origen del sistema One Drive System

El sistema One Drive fue desarrollado en Tampere, la segunda ciudad más grande de Finlandia. Fue diseñado “por personas que no provienen de la industria de la bicicleta”, explica Leon Westenberg. Sus inventores son en su mayoría ingenieros mecánicos y de software con raíces en la conocida empresa de móviles Nokia. Su relación con las bicicletas no va más allá de una afición por ellas, pero tras comprobar la tecnología actual de las bicicletas eléctricas “pensaron que se podría desarrollar mejor, eliminando una serie de desventajas que las penalizan actualmente”.

Para ellos, el hándicap fundamental está en el sistema de cambio y el peso. Un cassete de engranajes tiene una capacidad de cambio limitada y su combinación con un motor situado en el buje del pedalier con es una solución muy satisfactoria. Además, la distribución del peso no es óptima puesto que buena parte de él acaba recayendo sobre la parte trasera.

One Drive System de Revonte dos motores

En la báscula, el One Drive System con la batería de 635 Wh pesa 8,6 kilogramo. Foto: Revonte.

La tecnología

Revonte ha desarrollado un sistema de propulsión para bicicletas eléctricas cuya transmisión automática integrada elimina el desviador trasero y el cassette, dos de los elementos susceptibles de golpes y averías y, además, en el caso de las bicicletas eléctricas, un mayor desgaste. El resultado es una distribución de peso más optimizada, mayor comodidad en el manejo y un sistema completamente configurable por software.

La tecnología consiste en una transmisión CVT electrónica (una transmisión variable continua) que contiene un sistema de engranajes planetarios en su interior y ajusta automáticamente las marchas al detectar la inclinación de las bielas, la cadencia y el par. En función del pedaleo, la información permite al sistema saber si la bicicleta asciende, desciende o recorre un falso llano. La transmisión también se puede controlar en modo semiautomático a través de una palanca situada en el manillar. 

El sistema lo integran además dos motores. Uno impulsa los engranajes y el otro proporciona apoyo al pedaleo. “La interacción entre los dos motores hace único nuestro sistema”, afirma Westenberg. Gracias al enlace con una transmisión planetaria, el número de marchas es ilimitado. La potencia nominal del motor principal es de 250 W aunque es capaz de alcanzar picos de 1,5 kW. El par que desarrolla es de 90 Nm, lo que coloca al One Drive entre los motores más potentes del mercado. La alimentación proviene de una batería de 635 Wh. El conjunto pesa 8,6 kg (4,7 kg para el motor y 3,98 kg para la batería).

El peso donde tiene que estar

Revonte se basa en el principio de que en una bicicleta eléctrica, la relación peso/potencia no es tan crucial como es una bicicleta convencional, gracias al sistema de asistencia. En lugar de intentar reducir el peso, algo extremadamente complicado y costoso en una bicicleta eléctrica, la start-up ha optado por trabajar en su distribución.

Con esta premisa, Revonte se puso como objetivo eliminar todas las desventajas de los sistemas convencionales creando el One Drive System. Se trata de una solución totalmente compacta que sitúa la mayoría de los componentes en el centro de la bicicleta, lo que facilita su control. Allí está el motor eléctrico, los engranajes del cambio y la batería.

Peso One Drive System de Revonte

En la báscula, el One Drive System con la batería de 635 Wh pesa 8,6 kilogramo. Foto: Revonte.

El software, el alma del sistema

Si los componentes mecánicos son clave en el sistema, el software es su alma. “Esta es una característica distintiva, porque todo lo que está actualmente en el mercado está impulsado por hardware”. Es decir, cada tipología de bicicleta necesita componentes adaptados a su condición: carga, montaña, ciudad, trekking. “Algunas marcas ofrecen hasta cinco o seis tipos diferentes de accionamientos”, dice Westenberg. Con One Drive todo se puede hacer con un único hardware que posteriormente el software se encarga de adaptar.

El fabricante siempre construye la bicicleta con el mismo sistema de accionamiento bajo el marco, y con el software se determina cómo se comportará. Después, para cada modelo y para cada necesidad, podrá programar sus características indicando con precisión lo que debe hacer el sistema en cada situación. Tendrá a su disposición un cambio continuo y podrá poner a disposición de los ciclistas cinco, diez, veinte o cien marchas que podrá cambiar manualmente o también automáticamente dependiendo de los parámetros que se programen, en función de la cadencia, en función del par o a partir de los dos.

Para el usuario, el sistema ofrece sobre todo comodidad. Solo tiene que encender la bicicleta eléctrica y arrancar. No hay que hacer nada más, solo pedalear. One Drive se encarga de cambiar de forma automática adaptándose a cada momento del recorrido.

Si el sistema es adecuado para muchas tipologías y uso de bicicletas eléctricas en el caso de las de carga existe una ventaja adicional. Como teóricamente todo el par del motor está disponible desde cero revoluciones, una bicicleta de carga puede obtener toda la potencia desde cero, cuando más complicado es moverla, porque One Drive no exige mover una cadena, lo que además permite un sistema muy robusto y de muy bajo mantenimiento.

Conectividad

El sistema incluye una tarjeta SIM que le permite estar siempre conectado. Esto ofrece muchas posibilidades para integrar servicios extra como por ejemplo un sistema de seguridad inteligente. Pero sobre todo crea una plataforma de comunicación entre fabricantes y distribuidores que abre un campo de posibilidades y servicios muy amplios. “Si el cliente conduce mucho bajo la lluvia, el barómetro incorporado lo detecta. El vendedor podría hacerle al cliente una oferta de ropa de lluvia. Si el cliente conduce mucho por la montaña, es posible una mejora en términos de potencia o número de marchas", sugiere Westenberg.

Revonte está trabajando en un programa de capacitación en línea para minoristas. Está desarrollando una herramienta de aprendizaje electrónico y un portal de servicios en línea al que se podrá acceder a través de la aplicación o un ordenador. Somos responsables de brindar un buen servicio, pero también estamos conectados con nuestros clientes, los fabricantes. 

“Podemos decir que el sistema es más avanzado que cualquier otro disponible actualmente, pero también facilitará las cosas a los distribuidores. Tiene menos piezas sensibles al mantenimiento, lo que en teoría hará que el sistema de transmisión sea mucho más simple", concluye Westenberg.

Las bicicletas eléctricas premium, el primer objetivo

En la fase inicial, el sistema se integrará en bicicletas eléctricas premium cuyo precio esté por encima de los 5.000 euros. Debido a que el sistema opera con dos motores, uno para el soporte y otro para los engranajes, el sistema es más caro de que los existentes. Posteriormente, la economía de escala proporcionada por las primeras ventas permitirá que los precios caigan rápidamente. Revonte está produciendo actualmente el sistema en Finlandia, junto con un socio importante.

Conversaciones: