Híbridos y Eléctricos

SOLUCIÓN IMPRESIONANTE

Mercedes piensa en un modo Drift 100% autónomo para los eléctricos de AMG

El drift es una de las acrobacias más atractivas y difíciles que se pueden hacer con un coche. Gracias a sus nuevos inventos, Mercedes no descarta introducir un modo drift autónomo en sus eléctricos de AMG.

Mercedes-AMG-GT-63-Derrape
Los alemanes no descartan introducir un modo loco de derrapes que se hagan solos

Hacer un derrape no es lo mismo que hacer drift. Deslizar el eje trasero de forma controlada es una de las maniobras más peligrosas y delicadas que se pueden hacer con un coche. Se requieren horas y horas de pruebas y ensayos para dominar la técnica. Sin embargo, Mercedes podría tener la solución para que todo sea mucho más fácil. Los alemanes no descartan un modo drift autónomo para su gama de eléctricos de AMG. La clave estaría en una nueva tecnología desarrollada para el futuro Mercedes EQG.

En la actualidad ya hay muchos coches que presentan un modo drift entre sus programas de conducción. Al activarlo el coche configura diferentes parámetros que ayudan al conductor a deslizar el eje trasero, aunque a fin de cuentas es la pericia de quien está al volante la que determina el devenir de la maniobra. A pesar de esas ayudas que gestionan la entrega de par y el deslizamiento permitido por el diferencial posterior, no resulta fácil derrapar de forma sostenida y estética.

Pero según Mercedes hay una forma de hacerlo mejor y más fácil, tan fácil que el conductor no tendrá que encargarse de nada. El planteamiento es tan sencillo como complicado. La idea se basa en que al activar el modo drift autónomo sea el propio sistema el que regule el giro del volante y el desplazamiento del acelerador. Aunque el coche podría dejar parte del control al conductor, el sistema podría tomar el control si el que está al volante no realiza la maniobra como debe.

Modos-Conducción-Mercedes
Un modo de conducción exclusivo para driftear, aunque sólo en escenarios limitados y con seguridad

La información surge a raíz de una entrevista de Carsales al jefe de desarrollo global de Mercedes-Benz, Joerg Bartels, que en unas declaraciones ha dejado patente que ese modo drift autónomo es completamente viable con las nuevas tecnologías y sistemas que están desarrollando dentro de la compañía. De hecho, preguntado al respecto, el propio Bartels ha declarado que sería muy fácil implementarlo en los coches eléctricos con dos o cuatro motores, como los que se van a montar en el futuro Mercedes EQG.

Hace un tiempo te contamos que Mercedes preparaba grandes sorpresas para la versión eléctrica del Mercedes Clase G. Con cuatro motores, uno por cada rueda, el EQG no solo promete excelentes rendimientos en el campo, también será capaz de girar sobre sí mismo como si de un tanque se tratase. Con cada rueda moviéndose de forma individual gestionada por un cerebro electrónico, ese mismo planeamiento se podría aplicar al modo drift autónomo, aunque en este caso implica ciertos riesgos añadidos.

El mayor de ellos es el espacio requerido para hacer la maniobra con garantías de seguridad. Se requeriría mucho espacio para no poder en peligro la integridad del propio coche ni la de otros, por lo que sería una función exclusivamente para circuitos y siempre bajo la responsabilidad del conductor. Como colofón a la noticia, el Joerg Bartels ha jugado con nuestro corazones. A la pregunta de si habrá un momento en el veremos el sistema en los eléctricos de Mercedes-AMG, el ingeniero y jefe de desarrollo ha declarado: “Tal vez esté llegando”.  

Conversaciones: