PREPARADO PARA LA CONDUCCIÓN AUTÓNOMA

Así será el interior minimalista de los nuevos Tesla Model S y Model X

Tesla lanzará una nueva generación del Model S y del Model X en el tercer trimestre de 2019 con mayor calidad interior, acompañada de una instrumentación minimalista, semejante a la del Model 3, y más adaptada a la conducción autónoma.

La nueva instrumentación de Tesla se inspirará en la del Model 3.
La nueva instrumentación de Tesla se inspirará en la del Model 3.

Tesla planea revisar el diseño del Model S y del Model X en el tercer trimestre de 2019. Esta actualización será más radical en el interior que en el exterior de ambos vehículos. Algunas imágenes filtradas en la red descubren un nuevo interior minimalista, similar al que presenta el Model 3. Destaca sobre todo la modificación de la gran pantalla central, que pasaría a ser horizontal. Formará parte de una interfaz de conducción especialmente pensada para la evolución del Autopilot, el sistema de conducción autónoma del fabricante californiano.

Tesla introduce mejoras continuas en el software de sus vehículos, gracias a su sistema de actualización OTA (on the air) incluida en todos sus modelos. Pero hasta ahora, salvo los cambios en el frontal del Model S en 2016, siguiendo la línea del recién estrenado Model X, no había realizado ningún cambio estético significativo en sus coches.

Según informa Electrek, que cita fuentes exclusivas, la renovación del Model S y del Model X prevista para 2019 supondrá la modificación total del interior de ambos vehículos. Su intención es trasladar el espartano y minimalista diseño del Model 3 al resto de la gama. La eliminación de casi todos los botones físicos para el manejo de las funciones del coche –sustituyéndolos por una pantalla táctil– ya fue un cambio radical respecto al resto de vehículos. Ahora Tesla dará todavía más protagonismo a la pantalla central, que se convertirá en el centro de la instrumentación del coche.

En el diseño filtrado, que todavía no es definitivo ni ha sido confirmado, Tesla no elimina por completo la pantalla digital situada detrás del volante. En cambio sí la hace mucho más pequeña y la integra más en el salpicadero. por este motivo contiene, por lo tanto, menor cantidad de información, que ahora pasa a la pantalla central. Esta se sitúa en horizontal y queda dividida en varias secciones. En la parte izquierda está la información relativa a la conducción y en la parte derecha a la navegación, dejando la parte baja para los mandos y la información del sistema de climatización. Todo ello, probablemente, configurable a gusto del conductor. Según declaró en su día el propio Elon Musk, CEO de Tesla, coincidiendo con el lanzamiento del Model 3, este formato está especialmente pensado para adaptarse a la conducción autónoma.

Pantalla central de 15 pulgadas del Tsela Model 3

Pantalla central de 15 pulgadas del Tesla Model 3.

Además de los cambios en la instrumentación, Tesla también tiene planificado modificar los acabados y los materiales en el interior del Model S y del Model X, adaptándose a las exigencias de sus clientes y a la tremenda competencia que se avecina en su segmento.

Conversaciones: