Híbridos y Eléctricos

A PARTIR DEL TERCER TRIMESTRE DE 2019

Audi A7 Sportback 55 TFSI e quattro: un híbrido enchufable diseñado para exaltar el modo eléctrico

Audi ha presentado la variante híbrida enchufable del A7 Sportback, que incorpora un motor eléctrico, una batería y un sistema de gestión diseñados para maximizar los recorridos en modo eléctrico.

Audi A7 Sportback 55 TFSI e quattro.
Audi A7 Sportback 55 TFSI e quattro.

El Audi A7 Sportback 55 TFSI e quattro es una berlina de cinco puertas basada en la misma plataforma que el Audi A6 que hasta ahora se comercializaba con tres motorizaciones, dos de gasolina y una diésel. La nueva versión híbrida enchufable homologará “más de 40 kilómetros de autonomía en modo eléctrico”, que, a pesar de ser inferior a algunos modelos de la competencia, cuenta con un software capaz de predecir cuándo va a ser necesario para maximizar su uso. A partir del tercer trimestre de 2019, el fabricante comenzará a ofrecer la nueva variante híbrida enchufable a un precio de entrada, en Alemania, de 77.850 euros.

El sistema híbrido enchufable del A7 Sportback PHEV está compuesto por un motor de gasolina de cuatro cilindros y 2 litros que genera una potencia de 248 CV (185 kW) y un motor eléctrico de imanes permanentes que rinde 105 kW (140 CV), con el que la potencia total se eleva hasta los 362 CV (270 kW). Este se integra se integra en la caja de cambios de doble embrague de siete velocidades que incorpora un embrague separador que permite tracción a las cuatro ruedas incluso en el modo eléctrico. Sin embargo, por razones de eficiencia, el sistema de recuperación de energía de la frenada y las desaceleraciones funciona únicamente a través del eje delantero y es capaz de generar hasta 80 kW con una desaceleración equivalente a 0,2g. El par motor del motor eléctrico, de 500 Nm, está disponible desde el principio de modo que el A7 Sportback PHEV ofrece prestaciones de deportivo. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h.

Audi A7 Sportback 55 TFSI e quattro-lateral-zaga

El motor eléctrico está alimentado por una batería de 14,1 kWh de capacidad, situada debajo del maletero, que ofrece “más de 40 kilómetros de autonomía en modo eléctrico” en el ciclo WLTP. El consumo combinado de combustible se sitúa entre 1,9 y 2,1 litros/100 km y el consumo de energía entre 17,5 y 18,1 kWh/100 km. Un cargador embarcado con una potencia máxima de 7,4 kW se encarga de recuperar toda su capacidad en 2,5 horas siempre que se utilice a su máxima potencia en un wallbox de pared. En caso de utilizar un conector doméstico de 2,1 kW el tiempo de recarga se alarga hasta las siete horas. El A7 no ofrece la posibilidad de recargarse en estaciones rápidas de corriente continua como es el caso de algunos modelos de Mercedes.

Audi no ha mencionado la capacidad del maletero del A7 Sportback PHEV, aunque por la situación de la batería, se reducirá su capacidad respecto a las variantes de combustión que es de 535 litros. Según el comunicado del fabricante alemán, con los asientos traseros plegados cubica 1.235 litros mientras que el resto de variantes ofrecen 1.390, es decir existe una diferencia de 155 litros.

Modo eléctrico

Audi no ha facilitado la cifra exacta que homologa el A7 en modo eléctrico y tan solo menciona que es capaz de recorrer “más de 40 kilómetros”, de modo que, en Alemania, puede beneficiarse de una pequeña reducción en la tasa impositiva. Su batería, de 14,1 kWh de capacidad es mucho más pequeña que la que ofrece, por ejemplo el Mercedes-Benz GLE 350 de, pero el fabricante asegura que el sistema está optimizado para conducir en modo eléctrico el mayor tiempo posible.

Esto quiere decir que el coche arranca siempre en modo eléctrico y lo mantiene hasta que se excede un punto de demanda de potencia a través del acelerador. En caso de existir carga suficiente en la batería, si el requerimiento de potencia no es excesivo, en este modo se pueden mantener velocidades de hasta 135 km/h. El coche cambia entonces automáticamente al modo híbrido, pero volverá, al parar, volverá de nuevo al eléctrico.

Static photo, Colour: Tango red

Cuando se inicia una ruta programada en el navegador, el modo híbrido se activa automáticamente. En este caso, el A7 PHEV utiliza la interacción del motor eléctrico y el motor de combustión de tal manera que se puedan cubrir eléctricamente tantas etapas como sea posible. Mediante el sistema de recuperación de energía, el sistema de gestión mantiene actualizada la capacidad de la batería.

Dos son los sistemas electrónicos que ayudan a maximizar el uso del modo eléctrico. El PBS (Predictive Operating Strategy o Estrategia de Operación Predictiva) planifica el uso de la energía de la batería siempre y cuando se establezca una ruta en el navegador. Basándose en varias fuentes de datos, configura el sistema para que las rutas urbanas se realicen en modo eléctrico. Además, el PEA (Predictive Efficiency Assistant o Asistente de eficiencia predictiva) que ya utilizan otros modelos de Audi, se encarga de controlar la gestión de los motores en función de las necesidades de cada momento de la conducción.

El equipamiento estándar incluye faros Matrix-LED, asientos deportivos, tablero de instrumentos digital con menús específicos para el modo híbrido enchufable. El equipo de climatización de cuatro zonas cuenta con un sistema de aire acondicionado por bomba de calor que se puede controlar a través de una aplicación móvil.

Conversaciones: