Híbridos y Eléctricos

FINANCIACIÓN EN KICKSTARTER

BooZter, un patinete eléctrico, plegable y ligero que cabe dentro de una mochila

Desde Ucrania, WheelKinetic presenta un patinete eléctrico y plegable diseñado para desplazarse con comodidad por la ciudad, gracias a su tamaño compacto, a su ligereza y a un sistema de plegado muy sencillo.

patinete electrico plegable Boozter
El patinete eléctrico BooZter pesa 6,5 kilogramos y cuenta con un sistema de plegado que en 10 segundos lo transforma en un pequeño bloque de 26 x 47 centímetros que cabe en una mochila o un bolso.

WheelKinetic ha lanzado uno de los patinetes eléctricos más pequeños del mercado: el BooZter se pliega hasta el tamaño de un ordenador portátil para que pueda llevarse en un bolso, en una mochila o directamente en la mano gracias a su asa integrada. Fabricado en fibra de carbono, aluminio y titanio, el patinete permite desplazarse a velocidades máximas de 20 km/h y alcanzar una autonomía de hasta 20 kilómetros con cada carga de su batería.

El diseño del BooZter es diferente al de la mayoría de los patinetes eléctricos del mercado. En lugar de una plataforma sobre la que poner los dos pies, uno a continuación del otro, en este caso cuenta con dos reposapiés, uno para cada uno de ellos, que se pliegan sobre el bloque central que alberga motor, batería y electrónica. Esta arquitectura permite que la posición de conducción esté orientada hacia el frente, lo que le da un plus de comodidad sobre el diseño habitual, que, a pesar de ser el que utilizan todos los fabricantes, no tiene porqué ser el correcto.

Diseño patinete eléctrico Boozter

El diseño del BooZter permite que el conductor se coloque en la dirección de la marcha.

El cuerpo, los reposapiés, y el vástago que sustenta el manillar están construidos en fibra de carbono, titanio y aluminio. El peso total del patinete es de 6,5 kilogramos, lo suficientemente ligero para transportarlo con facilidad. Plegado mide 26 x 47 cm, y el proceso no lleva mucho más de 10 segundos. En este estado deja libre una pequeña asa integrada de la que es posible sujetarlo para llevarlo directamente en la mano o para introducirlo en una mochila o incluso en una bolsa de un ordenador portátil. Como detalle de diseño extra, cuando se pliega, las ruedas quedan dentro del bloque central de manera que no permite que la suciedad que estas acumulan se caiga.

El motor que mueve la rueda trasera del BooZter tiene una potencia de 250 W, y con él es posible alcanzar una velocidad máxima de 20 km/h. La batería que lo alimenta tiene una autonomía de aproximadamente 20 kilómetros, lo que, sin duda, puede ser el punto más flojo de este vehículo. Para compensarlo, cuenta con sistema integrado de recuperación de energía en las frenadas y desaceleraciones, que puede aumentar su eficiencia, siempre y cuando el terreno por el que se circula lo permita.

68ea13cdc109ef00e490b56323bf5a27_original

Sistema de plegado del BooZter.

Las ruedas sobre las que se desplaza son de 20 centímetros de diámetro, lo que permite que no tenga muchos problemas para asumir baches de cierta altura. No prescinde de detalles como la iluminación, con dos tiras de luces led de 300 lúmenes en la parte delantera que iluminan la ruta y un piloto de led rojo en la parte trasera de 80 lúmenes que además incluye la luz de freno.

Mediante una aplicación para teléfono móvil, disponible tanto para Android como para IOS, es posible consultar los datos más importantes del patinete como la batería, el estado de la carga o los parámetros del viaje. También permite ajustar el rendimiento, personalizar las luces y configurar los diferentes modos de conducción.

patinete electrico plegable Boozter ordenador

Plegado, BooZter tiene el tamaño de un ordenador portátil.

WheelKinect, tiene un centro de I + D en Ucrania y una oficina de ventas en Estados Unidos. Actualmente está buscando microfinanciación en Kickstarter para la producción de este pequeño patinete de diseño poco habitual. Siempre y cuando el proyecto llegue a buen puerto, es posible hacerse con una unidad del BooZter por 899 dólares (744 euros), lo que supone un ahorro de 401 dólares sobre el precio de compra final que será de 1.300 dólares.

Conversaciones: