Híbridos y Eléctricos

TODAVÍA UN PROTOTIPO

BYD Ocean-X: un coche eléctrico basado en la e-Platform 3.0 con 1.000 km de autonomía

Todavía como un prototipo, BYD ha presentado el Ocean-X, un coche eléctrico de tamaño mediano que se ha construido sobre la e-platform 3.0, una arquitectura eléctrica abierta a la industria, con baterías Blade y hasta 1.000 kilómetros de autonomía.

BYD Ocean-X prototipo coche electrico
El BYD Ocean-X es un prototipo de una berlina eléctrica de tamaño medio y altas prestaciones que gracias a la e-Platform 3.0 y a las baterías Blade que integra puede llegar a alcanzar hasta los 1.000 kilómetros de autonomía

El BYD Ocean-X es el prototipo de una berlina de tamaño medio construida sobre la base de la plataforma eléctrica e-platform 3.0 que el fabricante chino presentó en abril de este año aprovechando la celebración del Salón del Automóvil de Shanghái. El sistema de accionamiento de alto rendimiento que implementará la versión de producción y las baterías Blade, que la marca califica como indestructibles, darán como resultado un coche eléctrico de altas prestaciones que llega a competir en el mercado de los vehículos premium y que será capaz de ofrecer hasta 1.000 kilómetros de autonomía.

El diseño del Ocean-X responde a los atributos que permite una plataforma eléctrica. Gracias a la e-platform 3.0 se reduce considerablemente la distancia entre ejes y los voladizos lo que habilita la inclusión baterías más grandes. Con las ruedas en los extremos y los elementos mecánicos fuera de la cabina y el maletero, el habitáculo es más espacioso y confortable. También baja la altura del centro de gravedad, aumentando las sensaciones deportivas de la conducción de manera que alcanza un coeficiente de resistencia aerodinámica de 0,21.

Los componentes mecánicos son más pequeños, más ligeros, más potentes y más eficientes. El módulo de accionamiento 8 en 1 del Ocean-X es capaz de lograr una eficiencia del 89 %. El sistema eléctrico de tracción total All Wheel Drive (AWD) logra acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos. Según BYD el Ocean-X ofrecerá las sensaciones de un sistema de tracción total con el consumo energético de un vehículo de dos ruedas motrices.

BYD e-platform 3.0

La e-Platform 3.0 estará a disposición de otros fabricantes de automóviles para que desarrollen a partir de ellas sus propios coches eléctricos.

La e-plataform constituye una estructura especial en el bastidor del vehículo eléctrico, aumentando su rigidez. La inclusión en la parte baja de las baterías Blade, que se integran en la carrocería colaborando a la resistencia estructural del Ocean-X, permite altas cotas de seguridad, según afirma el fabricante.

Las celdas emplean una química LFP (litio-ferrofosfato) y son de gran tamaño de manera que una vez colocadas en su matriz se insertan en el paquete de baterías en una disposición tipo laminar. Al reducir el volumen que ocupan, se crea espacio adicional para el material activo y los equipos auxiliares aumentando la autonomía que se puede llegar a extraer de ellas. Según BYD, con el tren motriz 8 en 1 del Ocean, es posible alcanzar rangos que superan los 1.000 kilómetros.

El sistema de calefacción y refrigeración directa para baterías diseñado por BYD aumenta la eficiencia térmica hasta en un 20%, a la vez que reduce la pérdida de energía. Además, su sistema de bomba de calor, que puede funcionar a temperaturas de -30 °C a 60 °C, aumenta la autonomía hasta en un 20% en invierno, aprovechando el calor residual del entorno, del sistema motriz, del habitáculo, e incluso, de las baterías.

frontal BYD Ocean-X prototipo coche electrico

La plataforma del BYD Ocean-X podrá ser utilizada por otros fabricantes de coches eléctricos para generar modelos de diferente tamaño y formato.

Según las declaraciones de Wang Chuanfu, CEO y Presidente de BYD, la e-Platform 3.0 es una pieza clave en la estrategia de transición hacia los vehículos “de nueva energía” y también “la base para la próxima generación de vehículos eléctricos”. Por eso, BYD pondrá a disposición de otros fabricantes la e-Platform 3.0 para facilitar el desarrollo de vehículos eléctricos en todo el mundo. A partir de ella se puede generar modelos de diferentes tamaños y formatos, muy diferentes al del Ocean-X cuyo tiempo de diseño y desarrollo se reducirán drásticamente, a la par de ofrecer tecnologías de última generación.

Conversaciones: