Híbridos y Eléctricos

VERÁ LA LUZ EN 2025

Dacia Bigster Concept, lo barato también puede ser atractivo ¿y electrificado?

El Dacia Bigster verá la luz en 2025 basándose en las líneas que marca el concepto mostrado por la marca durante la presentación de la estrategia Renaulution, un cambio hacia una imagen atractiva manteniendo la premisa del precio asequible.

Dacia Bigster Concept
Imagen del Dacia Bigster Concept, un SUV de siete plazas que, en su versión de producción, verá la luz en 2025.

“Renaulution” es el plan maestro más importante de la historia que ha puesto en marcha Renault. Un cambio de concepto que, entre otras decisiones, une los destinos de Dacia y Lada en un mismo camino manteniendo su base de productos asequibles. El Dacia Bigster Concept es un SUV del segmento C con siete asientos que apuesta por el atractivo de unas líneas que abandonan el anterior lenguaje de diseño de producto económico. A su imagen, que entra por los ojos, se añadirán muy probablemente sus mecánicas electrificadas, en principio híbridas no enchufables, pero que, con el tiempo, podrán crecer hacia un mayor grado de electrificación.

El fabricante rumano cambia de imagen para dar el paso a los coches electrificados económicos para todos y subir en la gama de vehículos hacia el segmento C. Adaptando las tecnologías ya contrastadas por el grupo su CEO, Luca de Meo, definió la adquisición de un Dacia como la "compra inteligente”.

El vehículo que personifica la evolución de la marca y de su estrategia es el Dacia Bigster, un SUV que deja atrás la idea de que lo barato no tiene que ser atractivo. “En Dacia creemos que sí, y este coche es el prueba ", afirmó el director de diseño de Dacia, Alejandro Mesonero-Romanos, en el anuncio del Dacia Bigster Concept.

Dacia Bigster Concept lateral

El Dacia Bigster sube la gama de vehículos del fabricante rumano hacia el segmento C.

Preside este concept una parrilla que aloja el nuevo logo de Dacia en el que resaltan las letras D y C iluminadas como continuación de los grupos ópticos con tecnología led que se extienden hacia los lados. Las barras longitudinales en el techo, las llantas de gran tamaño, los guardabarros recortados sobre el frontal y la zaga y un perfil cincelado marcado por innumerables líneas rectas definen un vehículo musculoso cuyas proporciones “son contemporáneas pero atemporales, envían un mensaje de robustez y son simples y tranquilizadoras”, afirma la marca en su comunicado de presentación: “no hay ninguna pretensión extra: lo que ves es lo que obtienes”, añade.

En la etapa de industrialización del producto, que va desde el concepto a los prototipos de producción que generarán el vehículo final que verá la luz en 2025, esta imagen se irá diluyendo, pero si conserva los elementos básicos que le dotan de personalidad, se situará como uno de los superventas del mercado.

Dacia Bigster Concept frontal zaga

Frontal y zaga del Dacia Bigster Concept.

Al diseño hay que añadirle un sistema de propulsión. La plataforma sobre la que se construirá el Bigster será la CMF-B, estrenada ya por el fabricante en los nuevos Sandero y Logan, que abre la puerta a su electrificación. En la presentación de su estrategia, Dacia no anunció un nuevo modelo eléctrico para acompañar al ya conocido Dacia Spring, ya que la marca se centrará en propuestas híbridas y otras tecnologías alternativas que no se detallaron. En consecuencia, inicialmente contará con versiones híbridas completas (no enchufables) y Mild hybrid (microhíbridas de 48 voltios), además de versiones bifuel que puedan emplear el GLP.

Además, los cimientos sobre los que se construirá el Bigster también aparecerán en el catálogo de Lada, gracias a la decisión de Renault de consolidar las dos marcas en una sola unidad de negocio que opera desde una única plataforma.

Conversaciones: