Híbridos y Eléctricos

DESDE 1.794 EUROS

X One: una bici eléctrica con 75 km de autonomía, reconocimiento facial y un diseño hiperfuturista

La X One estará disponible en 3 versiones distintas, con dos niveles de potencia, y viene con recuperación de energía en las frenadas y reconocimiento facial.

X One: una bici eléctrica con 75 km de autonomía, reconocimiento facial y un diseño futurista
X One: una bici eléctrica con 75 km de autonomía, reconocimiento facial y un diseño futurista

Cada vez es más amplia la oferta de bicicletas eléctricas, aunque no siempre proponen una fórmula diferente más allá de la incorporación de un motor eléctrico y una batería. La protagonista de estas líneas es un caso distinto, y es que la X One tiene un diseño que parece venido del futuro, una tecnología de reconocimiento facial pocas veces vista en bicicletas y a todo ello suma una autonomía de hasta 75 kilómetros.

El futurista diseño de la X One no está reñido con la elegancia de sus líneas. Está fabricada en aluminio con la horquilla en fibra de carbono y equipa un motor eléctrico integrado en el buje de la rueda trasera que puede elegirse con dos niveles de potencia distintos: 250 W o 750 W. La versión básica de 250 W puede alcanzar velocidades de hasta 32 km/h y viene con asistencia de pedal. Por su parte, el modelo más potente de 750 W puede alcanzar hasta 45 km/h e incluye un acelerador manual. 

bici-electrica-x-one-01

Pantalla sobre el cuadro que muestra distinta información sobre la bici.

Hay también dos baterías, dependiendo del modelo, cuyas capacidades son de 441 o 672 Wh. Ambas trabajan a 42 V y van montadas a ras del tubo inferior del marco de forma que pasa prácticamente desapercibida. Le otorga una autonomía de entre 50 y 75 kilómetros como máximo, y se puede cargar bien dejándola en la bicicleta o extrayéndola. 

El X One equipa frenos de disco hidráulicos y frenada con recuperación de energía. Este sistema de frenada regenerativa se puede activar pedaleando hacia atrás o accionando las manetas de freno del manillar. Cuanto más fuerza se aplique en estas, mayor será la potencia de recuperación energética. El sistema se puede aplicar automáticamente cuando se conduce cuesta abajo, aunque esta función puede desactivarse en cualquier momento por el conductor.

Por si todo esto fuese poco, aún hay más... Y es que la X One utiliza tecnología de reconocimiento facial para desbloquear la bicicleta cuando el propietario se monta en ella. La bici también viene con iluminación integrada e intermitentes (el reconocimiento facial también puede utilizarse para activar los intermitentes echando la cabeza hacia un lado o hacia el otro), un sensor de luz para encender automáticamente las luces cuando el sol comienza a ponerse, y un sensor de par para conseguir una asistencia de pedal más precisa.

Hay 4 combinaciones de colores y se tiene previsto hacer 3 versiones diferentes de la X One, a unos precios de 1.794 euros, 1.884 y 1.973 euros. Y digo que se tiene previsto porque, de momento, la compañía está haciendo preservas vía Indiegogo con las que -previsiblemente- financiar el proyecto. Las entregas están previstas para junio del año que viene.

Conversaciones: